Seguridad

Condenan a una estrafalaria banda internacional dedicada al phishing

El grupo ha sido declarado culpable de haber robado más de un millón de euros. La policía británica les detuvo por sus peculiares gastos, que incluían desde hamburguesas con queso o alcohol hasta oro y ordenadores de última generación.

Internet seguridad

En diciembre de 2011, un británico respondió inocentemente a lo que creía era un mensaje de su banco solicitándole los datos personales con los que accedía a su cuenta. Lo que este hombre, que había logrado ahorrar a lo largo de su vida más de un millón de euros, es que le estaba proporcionando esta información a una banda internacional de phishing que le dejarían sin nada.


Y es que los datos de esta víctima, que vivía en ese momento en el sur de África, fueron obtenidos por un ciudadano egipcio Tamer Hassanin Zaky Abdelhamid, quien a su vez los revendió al nigeriano Rilwan Adesegun Oshodi por unos 3.500 euros.

 

Fue este hombre quien, junto a sus cómplices, lograron engañar al banco para que cambiara sus datos de contacto y desviar así dinero de su cuenta sin que la víctima fuera notificada. Como es habitual en los ataques de phishing, la banda utilizó todo un ejército de mulas para recibir pequeñas sumas de dinero sin hacer saltar las alarmas de la entidad financiera ni de las autoridades.

 

Lo más curioso de este ataque fue la extraordinaria imprudencia de estos sujetos a la hora de emplear el dinero robado. De hecho, gran parte del millón de euros robado fue dilapidado en compras que abarcaban desde objetos de lujo como ordenadores de última generación u oro hasta otros no tan glamurosos como hamburguesas con queso y alcohol.

 

Estos gastos desmedidos con el dinero robado condujeron al arresto de la banda completa y todas sus mulas en marzo del pasado año y a su condena ahora. La polícia encontró más de 11.000 registros de tarjetas de crédito en el domicilio de Oshodi en Londres, con lo que se cree que pudo llegar a haber robado más de 2,5 millones de euros durante su carrera delictiva.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes