TeleCinco culmina con éxito la consolidación y virtualización de su infraestructura

Tras migrar desde un entorno Solaris a otro basado en tecnología de Red Hat

Corría el año 2009 cuando el departamento de Sistemas del Grupo TeleCinco se embarcó en un proceso de consolidación y virtualización de su infraestructura de Tecnologías de la Información (TI). Fue entonces cuando se tomó la decisión de migrar desde un arquitectura 100% Sun Solaris sobre hardware SPARC hacia un entorno operativo Red Hat Enterprise Linux 5 (RHEL). Se trata de un sistema operativo que ya venía utilizando el Grupo, si bien es cierto que hasta entonces no soportaba aplicaciones críticas de negocio como ocurre ya en la actualidad. En este sentido, podría decirse que Linux es un viejo conocido de la empresa, puesto que, aunque a muy baja escala, el Grupo también “disponía de algunos servidores poco importantes con distribuciones libres de Linux, como Ubuntu o Fedora”. Este conocimiento previo resultó importante, puesto que aunque se cuidó de la formación específica de Red Hat y en sus soluciones de cluster, TeleCinco ya contaba con técnicos expertos en otros lenguajes Unix (Solaris), por lo que el cambio no fue complejo y la adaptación fue rápida.
La principal motivación de esta iniciativa fue, en palabras de María Caldés, directora de ingeniería y sistemas de Grupo TeleCinco, la reducción del “número de componentes físicos que proporcionan un servicio y, así, reducir su coste y mejorar su calidad”. Algo, por otro lado, que desde su punto de vista, “cualquier empresa hoy en día debería estar acometiendo de forma inmediata”. Los beneficios, como se citan más adelante, son inmediatos y, en el caso concreto del Grupo TeleCinco, Caldés es rotunda al asegurar que “el hecho de haber abordado este proyecto de consolidación y virtualización nos ha posibilitado absorber al canal Cuatro, en cuanto a sus exigencias de servicio TI, sin prácticamente inversión, sencillamente ampliaciones relativas a capacidad de máquina o almacenamiento de forma rápida y económica”.
El proyecto se alargaría durante 2010, constando de tres fases bien diferenciadas. Tal y como explica Caldés, la primera de las fases agrupó todos los cambios que era necesario realizar a nivel de infraestructura de hardware para soportar las nuevas soluciones, incluyendo en esta parte el software base, el sistema operativo, los servidores de aplicaciones –pasando de Sun One Application Server a JBoss Enterprise Middleware– y todas las bases de datos que soportan los aplicativos de Grupo TeleCinco. En este primera fase, la directora de Ingeniería y Sistemas subraya el especial cuidado que se tuvo en “todos los aspectos relativos a la Seguridad de los Sistemas y la Información”. Una segunda fase vendría protagonizada por la migración en sí de todos los aplicativos a la nueva plataforma base para, ya en una tercera y última etapa, “implantar un sistema de Capacity Planning y Gestión del Cambio”, indica Caldés.
El porqué de la elección de Red Hat se resume, desde la óptica de la directiva, en que “es la única solución de mercado que cuenta con las soluciones empresariales open source, no sólo de sistema operativo, sino el resto de soluciones de servidores de aplicaciones, etc., que están respaldadas por los servicios de consultoría y formación de su fabricante; de hecho estos servicios q han sido decisivos en el éxito de la migración”. Todo ello, añade, “a unos costes realmente ventajosos en comparación a otras soluciones”.
El partner elegido para acometer todo el proyecto fue Telefónica, tras un cuidado proceso de selección. De hecho, el proceso entero “duró tres meses desde su preparación, puesta en el mercado, estudio de respuestas y selección final del proveedor, en el que Telefónica resultó la mejor opción técnica y económica”, aclara la responsable. Uno de los elementos que también sumaron puntos para que la balanza se inclinara a favor de Telefónica fueron, según explica, “las referencias aportadas en proyectos del mismo tipo”, así como ya “haber trabajado con ellos en otras ocasiones con resultados altamente satisfactorios”.

Migración transparente
Ahondando en los pormenores del proyecto, Caldés indica que “como en todos los proyectos de este calado, surgieron complicaciones a la hora de migrar ciertas aplicaciones a los nuevos entornos, pero en cualquier caso no fueron tan importantes como para que se produjeran retrasos significativos en la planificación”. Para entender esta complejidad es preciso tener en cuenta que sobre el nuevo entorno RHEL corren la aplicación de gestión documental BKM–BRS, el servidor de aplicaciones en tecnología 4GL Genero, los gestores de bases de datos Oracle (10g y 11g)e Informix Dynamic Server 11, SAP o SAP Solutions Manager, entre otras. “Además”, puntualiza Caldés, “también tenemos multitud de aplicaciones Java corriendo sobre servidores JBoss Enterprise Application Platform y Tomcat”.
Asimismo y en cuanto a la matriz de soporte de los diferentes productos con los que se trabaja en Telecinco, la directiva asegura que “absolutamente todos estaban soportados sobre alguna versión de Red Hat” y, de hecho, “a la finalización del proyecto todas las aplicaciones objeto del mismo se encontraban migradas satisfactoriamente”.
Desde el punto de vista del hardware, el antiguo parque de servidores HP se ha evolucionado a HP Proliant DL580 G5 y equipos blade, aunque se han mantenido algunos servidores individuales. El almacenamiento, por su parte, se levantaba originalmente sobre un cluster de cabinas NetApp en el que se encontraban los ficheros compartidos de usuario (acceso CIFS) y los discos de los servidores de correo (acceso FCP). En esa arquitectura, Caldés precisa que “se tenía contingencia a nivel de controladoras pero los discos no estaban replicados”. Así pues y “aprovechando el proyecto de consolidación, se amplió la infraestructura de almacenamiento”. En concreto, se actualizó el hardware de las cabinas existentes y se instalaron dos cabinas más en configuración metrocluster dos a dos, que son las que albergan el entorno virtual y los discos de las bases de datos. De este modo, “se tienen replicados los datos de producción entre nuestros dos CPD”, afirma la responsable.
Como solución de gestión de infraestructura se ha apostado por Red Hat Satellite, que permite mantener los hosts actualizados aplicando los parches que se eligen desde el departamento de Sistemas e, incluso, permite programar la aplicación de dichos parches. A ello se suma la ventaja de llevar una gestión de los ficheros de configuración, almacenando las diferentes versiones de modo que resulta sencillo deshacer los cambios, monitorizando el estado de los servidores Red Hat.

Menores costes, más flexibilidad
A la hora de destacar los beneficios obtenidos con el proyecto, María Caldés subraya el hecho de “disponer de una arquitectura que permite el aprovisionamiento de servidores de manera flexible y on demand, reduciendo los tiempos de indisponibilidad ante fallos y paradas de servicios planificadas”.
En esencia, tal y como precisa, “los beneficios de abordar un proyecto de consolidación a través del uso de tecnología de virtualización en conjunto con tecnologías de servidores de alta densidad (blades), son sobradamente conocidos”,

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes