La falta de información por parte de Nortel empieza a impacientar a los proveedores

Nortel estudiar dar más detalles en los próximas semanas sobre los planes para sacar a la compañía de la bancarrota, en un intento por calmar los ánimos de los proveedores que empiezan a mostrarse nerviosos ante la falta de información.

La protección por bancarrota se ha extendido desde el pasado viernes hasta el próximo uno de mayo y en algún momento de este período, la compañía definirá su nueva estructura y su foco, ha señalado Bruce Gustafson, vicepresidente de marketing estratégico de operadores de Nortel.

Después de acogerse al capítulo 11, Nortel dijo que se desharía de algunos puestos adicionales pero no especificó cuáles y, además, retrocedió en su decisión de vender su división de metro Ethernet, posiblemente ante la falta de comprador.

Esta incertidumbre junto con el hecho de que la compañía amplíe la fecha tope ha preocupado a los proveedores. Sin embargo, Nortel no tramitará los componentes ya suministrados, ni los utilizará ni los devolverá, hasta que decida cuáles son sus planes a largo plazo. De esta forma, se evita que los proveedores cobren o vendan los artículos devueltos a alguien más.

JDS Uniphase y Andrew LLC, ambos proveedores de componentes de Nortel, señalan justamente que esta falta de información por parte de la compañía es importante ya que muchos toman sus decisiones de negocio en relación a Nortel.

Desde que anunciara su decisión de acogerse a la protección por bancarrota, Nortel ha tomado diferentes medidas para recortar gastos como la venta de edificios y jets de la empresa. Además, ha llegado a un acuerdo para revender tecnología WiMax, y salta a la próxima generación de tecnología inalámbrica Long Term Evolution (LTE).

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes