e-Social commerce: ¿para menores de 18 años?

KPCB, el fondo norteamericano de capital riesgo, anunció hace unos días la creación de un fondo de 250 millones de dólares para la financiación de emprendedores en aplicaciones del entorno red social. Una señal más de que este segmento emergente de mercado es atractivo para las firmas inversoras. Este fondo ya financió a compañías de TI como Sun Microsystems, Google, Citrix, Compaq, Amazon y otras. Interesa mucho a los inversores el concepto viral de las redes sociales. Se trata de monetizar que la red difunda las bondades de nuevos productos o servicios, o los eleve al grado de “cool” en horas, provocando un aluvión de demanda. Y de usar estas capacidades de comunicación para conseguir accesos a servicios en la propia red a través de teléfonos, tabletas y PC. En casi silenciosa contraposición hay un debate entre adeptos y escépticos. La edad media de usuarios de estas redes son ahora: 33 años en Facebook, 31 en Twitter y 26 en MySpace. La Caixa manda SMS refiriéndose a ella misma como LKXA. Muchas personas “maduras” parecen tener reluctancia para integrarse en estas redes, porque supone una pérdida de intimidad, una demanda de reflejos y de instantaneidad poco apetecibles con edades más avanzadas y en modo alguna representa para esto últimos “una nueva manera de vivir”, como lo califican millones de jóvenes. Lo que no cabe duda es que los actuales usuarios serán maduros y que las nuevas prácticas de comercialización habrán cambiado incluyendo a una buena parte de la sociedad con la edad del poder adquisitivo más alto. Telefónica lo ha visto claro al entrar en Tuenti. Pero aún hay muchos ejecutivos de negocio que ignoran o miran con escepticismo este nuevo mundo, incluyendo a muchos CIO, que pronto serán incluidos en el club de las viejas glorias. Es tiempo de tomarse e-Social muy en serio.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers