El software social y su aplicación en el entorno empresarial

Las redes sociales, con Facebook a la cabeza, han crecido en popularidad y las empresas han comenzado buscando formas de sacar provecho económico de ellas. El resultado: la aparición de miles de proveedores de software social luchando por un lugar en un jugoso mercado emergente, si bien esto sólo podría ser el comienzo de una auténtica explosión comercial del software social.

En ese sentido, un estudio de la consultora Forrester analizó las opiniones de 4.985 trabajadores norteamericanos en torno al mundo de las redes sociales y cómo éstas se interrelacionaban con su labor profesional. Un 28% de ellos confesó que utilizaba algún tipo de software social mensualmente, un porcentaje impresionante pero que pone de manifiesto que la tendencia aún está en sus inicios. La mayoría de estos empleados son la gente que más tempranamente se abre a las nuevas tecnologías, es decir, los profesionales dedicados a optimizar los procesos y los miembros más jóvenes de la fuerza de trabajo, quienes son los verdaderos artífices de la popularización y democratización de las herramientas sociales en la empresa.

Según el informe, el 39% de las personas que utilizan software social afirman que lo hacfacebook, linkedinen porque son aplicaciones útiles para su negocio y fáciles de usar. Eso sí, la mayoría de ellos únicamente emplea una herramienta social, debido al auge de las plataformas sociales incluyentes que constan de muchas aplicaciones sociales.

En cuanto al software social más popular, Forrester confirma que LinkedIn y Facebook son las que se llevan el gato al agua, con lo que no sería descabellado presuponer que los trabajadores no gustan de redes sociales internas sino de aplicaciones que además les permitan estar en contacto con otros profesionales, amigos y familiares.

Ante este fenómeno, las empresas deben tomar las decisiones estratégicas que permitan a la corporación introducirse en este mundo social con las mayores ventajas para su compañía.

Afrontar el desafío social

Así pues, los CIO deben evaluar las políticas corporativas, especialmente acerca de las restricciones que muchas empresas aún imponen a sus empleados a la hora de acceder a las redes sociales públicas. La creación de políticas que fomenten el uso responsable de las tecnologías sociales puede, además de mantener la seguridad de la corporación, aumentar la productividad de los trabajadores.

Asimismo, la empresa debe fomentar y participar tempranamente en las redes sociales. Forrester afirma que si bien no se puede replicar el efecto de una red de millones de usuarios participando en las redes sociales públicas, sí se puede crear un valor similar si los empleados de una corporación se dan de alta en la red en sus primeras etapas. En este camino, la compañía debe identificar y asociarse con sus empleados más activos socialmente para compartir opiniones acerca del proyecto social de la empresa.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes