Estrategias
Servicios

La rentabilidad del sector distribución mejoraría con la adopción de estándares

Según un informe de Cap Gemini Ernst & Young y CGI

El crecimiento del comercio internacional ha acentuado la necesidad de que se produzca un acercamiento global a los estándares tanto por parte de las grandes empresas como de las pequeñas. De esta manera, la adopción de estándares mundiales en el sector distribución permitiría una mejora en la rentabilidad del negocio de entre un 10 y un 15%.

Estas son algunas de las conclusiones que se desprenden del estudio The Case for Global Standards, elaborado conjuntamente por Cap Gemini Ernst & Young y CGI (Global Commerce Initiative), un organismo cuyo objetivo es mejorar la industria de la distribución mediante el desarrollo y patrocinio de estándares y procesos de negocio compartidos. Para la elaboración del informe se han realizado entrevistas a ejecutivos de más de 40 empresas fabricantes de bienes de consumo de todo el mundo, a asociaciones del sector y a organizaciones de estándares, que representan a más de un millón de compañías y usuarios.
Según el informe, la adopción de estándares posibilitará que los datos básicos de una compañía coincidan con los datos correspondientes de los sistemas de información de sus partners, permitiendo una mejora en la gestión del negocio y un ahorro en el tiempo de llegada de los productos al mercado. Asimismo, el sector también se beneficiaría de la unificación de los estándares de transmisión de datos entre fabricantes y minoristas, ya que procedería a la integración de toda la cadena de suministro sin fisuras a nivel mundial, logrando un avance en el control y seguimiento de los productos y en la mejora de la disponibilidad de los productos en el mercado. Si se sincronizan datos básicos es posible alcanzar hasta un 3% de ahorro en la cadena de suministro, lo que a lo largo del tiempo reportará en un importante ahorro.
Entre las recomendación que se incluyen, destaca la necesidad de llevar a cabo la implantación del sistema de Sincronización de Datos Mundial, basado en GTIN (Global Trade Item Numbers) y en GLNs (Global Location Numbers), que permite identificar productos y localizaciones, disminuirá las ineficiencias en la cadena de suministro y ayudará a gestionar la información sobre productos, promociones y suministros.
De no adoptarse de forma inmediata los estándares mundiales, el sector deberá enfrentarse a una situación de caos con múltiples formas de trabajo en mutuo conflicto, con diferentes interconexiones para los distintos países. Por lo que se anima a los presidentes ejecutivos de las empresas a prestar una especial atención a esta situación.
Como conclusión, ambas compañías aconsejan que se cree un registro mundial en el que se puedan consultar datos específicos sobre productos, así como que todas aquellas empresas que utilicen bases de datos de cualquier tipo puedan comunicarse con sus partners. Además, destacan la necesidad de colaborar estrechamente con los organismos de estándares, EAN Internaciona y UCC, así como alcanzar la masa crítica necesaria. Otro factor destacable es que se deberá realizar una notable inversión y esfuerzo a nivel interno para obtener la máxima eficiencia de estos sistemas, puesto que sin ese esfuerzo se extinguirá el valor para los consumidores.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers