T-Systems ingresó 10.016 millones de euros en 2012

La empresa de servicios mantiene su facturación con respecto al año anterior pese a la difícil coyuntura económica en Europa. Su cartera de pedidos aumentó un 18,1% en 2012.

T-Systems

La alemana T-Systems ha anotado unos ingresos de 10.016 millones de euros en 2012, manteniendo su facturación con respecto a 2011 al crecer un 0,6%, mientras que su cartera de pedidos aumentó un 18,1% hasta situarse en torno a los 8.737 millones.

Se trata de unos resultados que desde la filial de servicios de Deutsche Telekom consideran muy positivos dada la actual coyuntura económica internacional, especialmente en Europa. Pese a estas dificultades, la empresa aumentó su plantilla un 1%  y ya cuenta con 52.742 empleados en los distintos países en los que opera.

 

Por otra parte, los beneficios antes de impuestos (EBITDA) se situó en 350 millones, un 7,7% menos que el pasado año (cuando presentó beneficios de 379 millones) y que se deben a la incertidumbre en el mercado durante los primeros trimestres del año. En ese sentido, el EBITDA durante el último trimestre fue positivo para T-Systems en tanto que aumentó un 9,6% con respecto a 2011 y se situó en 125 millones de euros frente a los 114 presentados un año antes.

 

Asimismo, su EBITDA ajustado, descontando operaciones extraordinarias, se ha situado en los 672 millones de euros, con un crecimiento del 11,2% respecto al ejercicio anterior. Las operaciones en el exterior también crecieron un 6% hasta los 3.200 millones de euros.


Nuevos contratos

El último trimestre del pasado año fue muy positivo para T-Systems en cuanto a la firma de nuevos contratos se refiere, entre ellos el alcanzado con la compañía energética Shell (que prorroga sus servicios cloud otros cinco años) y otro con el estado de Baja Sajonia.

 

Desde la empresa alemana destacan también los nuevos contratos logrados en el terreno de las redes inteligentes (smart grids) como el firmado con Presbyterian, un operador de hospitales de Estados Unidos. Y es que, esta concesión incluye, además de la prestación de servicios de TI basados en cloud, el desarrollo futuro de un conjunto de nuevas aplicaciones en el ámbito de la sanidad electrónica (e-health).

 

En cuanto a los automóviles conectados (connected cars), un área en continua expansión para T-Systems, el grupo automovilístico Daimler está trabajando junto a Deutsche Telekom para ofrecer servicios online en sus vehículos. La compañía alemana también ha desarrollado la infraestructura de comunicaciones para el sistema multimedia Command Online en los coches Mercedes Benz. 

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes