Reino Unido investigará las irregularidades en Autonomy

Autonomy, que ya es objeto de otra investigación en Estados Unidos, está ahora siendo analizada por la Oficina de Fraudes Graves del Reino Unido. HP está cooperando con sendas investigaciones.

Meg Whitman en Las Vegas 2

La compra de Autonomy por parte de HP, en la que la nueva directiva de la compañía detectó graves irregularidades, será analizada por la Oficina de Fraudes Graves del Reino Unido, tal y como confirmó la propia HP en un comunicado dirigido a los reguladores norteamericanos.

 

HP tuvo que crear una partida especial en noviembre de 8.800 millones de dólares para cubrir las irregularidades contables de la empresa británica, adquirida en 2011. Ese mismo mes, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos abrió una investigación al respecto.

 

Ahora es la Oficina de Fraudes Graves del Reino Unido la que, desde el pasado seis de febrero, está también investigando lo ocurrido en el caso Autonomy.

 

Desde la empresa de Meg Whitman se afirma que se está colaborando con todas las investigaciones en curso y que ya han proporcionado información detallada al organismo británico, así como al Departamento de Justicia de EEUU y los órganos reguladores bursátiles norteamericanos, en relación a las “irregularidades contables, errores y tergiversaciones de Autonomy que ocurrieron antes y en relación a su compra por parte de HP”, ha afirmado la empresa en un comunicado oficial.

 

Por su parte, desde la antigua directiva de Autonomy no se han pronunciado sobre esta nueva investigación. Sí lo hicieron en noviembre, cuando el fundador de esta compañía (Mike Lynch) negó en una carta dirigida a HP cualquier irregularidad en su empresa. “Es impactante que HP haga acusaciones nada específicas pero muy dañinas sin una notificación previa o sin ponerse en contacto conmigo”, afirmaba en la misiva.

 

La compra de Autonomy podría tener un gran impacto en la nueva configuración del Consejo de Administración de HP, que saldrá de la Junta de Accionistas del próximo 20 de marzo. En ese sentido, algunos grupos de inversores –como CtW Investment Group- están pidiendo la marcha de algunos miembros del consejo (en concreto G. Kennedy, J. Thompson y L. Hammergren), así como romper el contrato con la consultora independiente Ernst&Young. A todos ellos se les achaca la inadecuada supervisión de esta operación.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes