Actualidad

El sector español de la banca apuesta por la movilidad

Permite realizar operaciones financieras en cualquier lugar y a cualquier hora

El entorno financiero español está por encima de otros sectores en lo que a la incorporación de las Tecnologías de la Información (TI) se refiere, lo que se refleja en las inversiones anuales para mejorar y mantener actualizados sus servicios. El nacimiento de la banca electrónica y la incorporación de las tecnologías móviles han supuesto un importante cambio de enfoque en el negocio de la banca, que requiere de nuevos procesos de negocio y gestión, de estructuras tecnológicas más amplias y aumenta la preocupación por la seguridad.

La incorporación de soluciones y servicios móviles al mundo financiero es un elemento clave para diferenciarse de la competitividad. En este sentido, para Caja Madrid la tecnología es un elemento clave para el impulso y el desarrollo del negocio a la hora de mejorar sus procesos internos y el servicio a los clientes, por ello, la entidad siempre trata de estar atenta a cualquier novedad que pueda representar una oportunidad en este sentido. Como ejemplo de ello destaca que hace cinco años desarrollaron los primeros servicios móviles basados en la tecnología disponible en aquel momento y lanzaron la Oficina WAP, que permitía a sus clientes acceder, a través del teléfono móvil, a una amplia gama de servicios, fundamentalmente financieros.
Son varios los servicios en movilidad desarrollados por la Caja internamente, como una intranet y accesos a las herramientas comerciales de la entidad. Uno de ellos, denominado Proyecto Cero Papel, es “un proyecto que tiene como finalidad impulsar, implantar y coordinar iniciativas que contribuyan a potenciar una cultura organizativa de ahorro de papel, lo que supondrá una mejora en la eficiencia de nuestros procesos de trabajo, así como una reducción significativa del coste económico y medioambiental”, según apunta Jesús Iniesta, director del departamento de Movilidad y Nuevos Dispositivos de Caja Madrid.
Para llevar a cabo la iniciativa, que ha impulsado y mejorado los procesos de gestión documental, firma digital y elaboración de expedientes electrónicos, ha sido necesario conjugar la formación necesaria de los empleados con una adecuada implementación tecnológica, para lo que se han sustituido numerosos equipos por Tablet PC, que permiten tomar notas incluso manualmente (gracias a su capacidad de reconocimiento de escritura) en salas de reuniones o lugares alejados de la oficina.
Los beneficios más recientes de esta actitud se reflejan en su red de autoservicio (con más de 4.200 equipos, entre cajeros automáticos y equipos de autoservicio avanzado) y sus oficinas virtuales (que incluyen una oficina WAP, una oficina virtual para dispositivos PDA y SmartPhones, y una para terminales i-mode).
La apuesta de Caja Madrid por la movilidad se reforzó al comprobar que sus directivos se desplazaban cada vez con mayor frecuencia, lo que hacía necesario desarrollar aplicaciones que les permitieran desempeñar su trabajo fuera de la oficina. “Consideramos que la movilidad permite acercar a los clientes a la entidad financiera, y a los empleados desarrollar su trabajo con mayor flexibilidad”, subraya Iniesta en este sentido.
Convencido de los beneficios que aportan las tecnologías móviles si se ponen al servicio de sus clientes, el BBVA ofrece, entre otras, la solución TPV Móvil Autónomo, con tecnología de comunicación GPRS para permitir a las empresas o negocios recoger los pagos con tarjeta dónde y cuándo lo necesiten. Sin cables y sin las limitaciones derivadas de una conexión a la red de telefonía fija, este TPV de movilidad total es una solución a medida para vendedores y empresas de servicio a domicilio, comerciantes y distribuidores, con flotas que requieren de dispositivos que les permitan cobrar a la entrega de la mercancía y, en general, cualquier negocio que sepa sacar provecho a la movilidad del terminal y valore la rapidez en las transacciones.

La banca desde el móvil
Si algo tiene claro Bankinter es que para diferenciarse de la competencia hay que innovar, por ello, tras la adopción de Internet, desde hace algo más de dos años la apuesta del banco se centra en potenciar la banca desde el teléfono móvil, con el objetivo de ofrecer un servicio multicanal para que sus clientes pueda realizar operaciones financieras en cualquier lugar y a cualquier hora. “La movilidad es la máxima expresión que puede tener la multicanalidad; es llevar la banca al móvil y por tanto ofrecer más libertad, sin que por ello haya un coste significativo. Para nosotros es, además, la culminación de una estrategia que comenzó cuando nos convertimos en un banco multicanal”, comenta Jesús Marquina, director de Sistemas de Bankinter.
Prueba de este compromiso fue la presentación, a finales de 2004, de un sistema para realizar operaciones bancarias desde el móvil, que en el momento de su presentación llevaba más de un año y medio en funcionamiento y era utilizado por el 55% de sus clientes, gestionando el 3% de las transacciones totales de la entidad. El banco ha querido dar un paso más incorporando al teléfono móvil, además de los servicios tradiciones de información, la contratación de seguros, obtención de financiación o participación en operaciones como la salida a Bolsa, etc.
De esta manera, Bankinter actúa proactivamente con ofertas personalizadas para sus clientes. Así, cuenta con una plataforma que les permite domiciliar recibos, contratar una póliza de accidentes o financiar sus compras a plazos, mediante el envío de un mensaje corto de texto (SMS). Un sistema que puede comprobar si un cliente dispone de ahorros en cuentas corrientes y de ser así le ofrece la posibilidad de contratar un fondo. En caso de estar conforme, el cliente dará su aprobación mediante la introducción de dos claves para garantizar la seguridad del sistema.
“Queremos llevar al móvil todos los servicios susceptibles de ser utilizados desde un teléfono”, asegura Marquina, y añade que el mayor problema al que se enfrentan es convertirlo en un canal seguro. “Vamos a anteponer la seguridad sobre el lanzamiento de cualquier producto o servicio vía teléfono móvil”, subraya.
Otra prueba de su apuesta por la movilidad es el acuerdo de colaboración firmado a finales de enero con Vodafone para llevar la banca al móvil, mediante el desarrollo de productos y servicios bancarios a través de dispositivos móviles. Con el objetivo de conseguir la movilización total de los servicios bancarios, el acuerdo potencia la utilización de este canal en el ámbito financiero y de inversión de los clientes de ambas empresas. Aunque el acuerdo se firmó con este operador, en la actualidad se puede acceder también desde móviles de Telefónica y Amena.
Jesús Marquina insiste en que están muy ilusionados con el producto y dice que “teniendo en cuenta que el 90% de nuestros clientes utiliza más de un canal, no es descabellado pensar que entre un 50 y un 60% de nuestros clientes puedan acceder a nuestros servicios a través del móvil”.
En virtud de dicho acuerdo, se ha lanzado una oferta de terminales BlackBerry 7100v y 7230 con la aplicación broker de Bankinter preinstalada, ya que el teléfono en sí no es seguro, para mayor comodidad del cliente y para facilitar el acceso a la aplicación que permite consultar y operar en el Mercado Valores en tiempo real, y pone a disposició

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers