Telefónica Móviles inaugura la era UMTS

El operador ha dado el primer paso hacia la tercera generación con el lanzamiento precomercial de un servicio UMTS dirigido a usuarios profesionales de datos remotos. Hasta la primavera de 2004 no podremos ver una oferta completa de productos, de momento, habrá que conformarse con un piloto de datos dirigido a profesionales.

Javier Aguilera, consejero delegado de Telefónica Móviles, apeló al orgullo nacional para anunciar que “UMTS ya está en nuestro país de la mano de la operadora española”. Se trata de un lanzamiento precomercial del que podrán beneficiarse 500 de los grandes clientes de Telefónica Móviles, entre los que se repartirán 2.500 tarjetas PCMCIA UMTS; “una prueba piloto con cuyo feed back podremos revitalizar nuestro catálogo de servicios”, sostiene Aguilera.
La tarjeta representa el corazón de la solución, la Oficina MoviStar UMTS, una evolución de la que actualmente se ofrece a usuarios remotos en GPRS, diseñada para aquellos que necesitan una alta conectividad. De hecho, esta ofrece accesos a Internet, Intranet y correo móvil a velocidades de transmisión de 384 Kbps, superior a la que ofrece el ADSL estándar implantado en los hogares españoles.
La tercera generación supone la entrada en el mundo de las telecomunicaciones móviles inalámbricas en banda ancha, con la integración de texto, sonido, imagen y vídeo en tiempo real. El consejero delegado de Telefónica Móviles asegura que “existirá una total compatibilidad con GPRS y que el usuario sólo percibirá mejoras funcionales y una mayor velocidad con UMTS”. Para ello están desarrollando una estrategia “sin costuras”, que trata de evitar zonas de sombra ofreciendo siempre al usuario una cobertura GPRS. Desde TM insisten en que las aplicaciones desarrolladas sobre GSM y GPRS son portables a la nueva tecnología, con el diferencial del ancho de banda.

Inversión de 1.000 millones de euros
Telefónica Móviles invertirá 1.000 millones de euros en infraestructura de tercera generación en los próximos tres años para difundir este nuevo sistema móvil. A lo largo de 2002 el operador instaló 750 estaciones base, dando cobertura a 40 ciudades españolas y espera cerrar el año con presencia en las 52 capitales españolas, haciendo un despliegue progresivo de UMTS que le lleve a disponer de un número aproximado entre 7.000 y 8.000 estaciones base en 2005. Por el momento, Telefónica Móviles ya ha cumplido con el compromiso adquirido con el gobierno el pasado mes de diciembre, en el que se contemplaba el lanzamiento precomercial de los primeros servicios UMTS en el último trimestre de 2003, para la comercialización de los servicios 3G a lo largo de 2004, “siempre sujetos a la disponibilidad de los terminales”, argumenta Aguilera. En base al plan estratégico, la compañía abordará inicialmente el mercado profesional, para pasar, en una segunda fase, “al mercado generalista siguiendo nuestra vocación de empresa multipropósito y multicliente”.





Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers