I+D

Olvídate de las tarjetas de crédito: PayTango permite pagar por huella digital

Unos estudiantes norteamericanos han desarrollado una tecnología que permite capturar las huellas dactilares del usuario, archivarlas en una base de datos y poder pagar en cualquier lugar del mundo con nuestro propio dedo.

dinero

La idea es simple y revolucionaria pero a la vez aterradora: Un sistema captura sus huellas dactilares y las carga en una gigantesca base de datos para que el usuario pueda pagar con su propio dedo en cualquier lugar, tan sólo dejándose escanear los dibujos -únicos e intrasferibles- de la parte interior de sus dedos.


Como suele suceder con las nuevas start-ups que giran en torno a ideas poco comunes, los responsables de PayTango no son veteranos de la industria tecnológica sino todo lo contrario: cuatro estudiantes de la Universidad Carnegie Mellon en EEUU.

 

Hasta el momento, parece que PayTango ha sido todo un éxito entre los estudiantes con los que se ha probado. Cuando PayTango se introdujo en el comedor de esa universidad, 100 estudiantes se convirtieron en usuarios y lograron colapsar las áreas destinadas al pago con huella dactilar. Desde entonces, el servicio se ha ampliado para incluir tres lugares para cenar y sus creadores tienen esperanzas de llegue pronto a otros campus e instituciones.

 

Un proyecto, el de PayTango, que está cosechando importantes reconocimientos y logrando buenas acogidas en el seno de Silicon Valley. En ese sentido, los desarrolladores de este servicio han ganado varios hackathon y han sido financiados por el fondo de capital semilla Y-Combinator. Por otro lado, el equipo está trabajando en tratar de reducir el coste de construcción de sus dispositivos. A pesar de que no hay cifras oficiales, el prototipo inicial  para el reconocimiento dactilar ronda los 1.500 euros.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers