BMC apuesta por la automatización para superar la crisis

Tras el lanzamiento de BSM for Proactive Operations y la compra de la compañía Phurnace Software, la compañía apuesta por la automatización como herramienta estratégica para aquellas empresas que quieran optimizar sus recursos y dirigir el talento de sus empleados hacia tareas más productivas.

Reducir el coste de TI, mejorar la calidad del servicio, gestionar los riesgos, obtener mayor impacto en el negocio y proveer de transparencia. Estos son, según Raúl Álvarez, regional sales manager de BMC, las principales necesidades de las empresas en la actualidad.

Para cumplir con estas expectativas, las empresas cuentan con tecnologías como la consolidación, la virtualización, la estandarización, la simplificación y la automatización, área en la que BMC está muy focalizada. “Gracias a la automatización, ayudamos a las empresas en cuatro áreas clave: el coste de gestión de los servidores, la calidad del servicio, el cumplimiento con la normativa y la velocidad de despliegue de las aplicaciones”, apunta Álvarez.

En definitiva, lo que consigue BMC es “simplificar la gestión y la automatización de los servicios”. Por ello, concluye Álvarez,“nuestro objetivo es ser el SAP de la gestión de TI, es decir, que se identifique a BMC como el líder de la gestión de TI”.

Para ello, a finales del año pasado, la compañía presentó BSM for Proactive Operations, que incorpora mejoras en las soluciones de operaciones de TI, que potencian su plataforma BSM (Business Service Management). Asimismo, el pasado mes de enero BMC adquirió la empresa Phurnace Software, desarrollador de software de automatización que reduce significativamente el coste y complejidad del despliegue y configuración de aplicaciones basadas en java en entornos físicos, virtuales y cloud.

Resultados

La compañía hizo públicos hace unas semanas los resultados de su año fiscal 2010, en el que los ingresos totales alcanzaron los 1.910 millones de dólares, lo que supone un incremento del 2% tanto en valor actual como en dólares constantes. Las ventas de licencias para el año fiscal aumentaron en un 7%, hasta los 758 millones de dólares. En cuanto a la cartera de pedidos, la compañía cerró el año con un total de 1.950 millones de dólares, un 4% más.

En cuanto a España, Álvarez ha destacado que la compañía ha duplicado su facturación respecto al mismo período del año anterior. “La crisis no ha afectado a BMC en España y Portugal porque BMC aporta valor en el ahorro de costes de las compañías y tecnología innovadora que permite a las compañías gestionar riesgos, reforzar el cumplimiento de la normativa y ofrecer mejores servicios a sus clientes”.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes