Reino Unido pide penas de prisión para quien realice snooping IP

El gobierno de Reino Unido quiere aplicar penas de prisión a los ejecutivos y proveedores de servicios Internet que “fisgoneen” sobre la información sensible de sus clientes.

Este cambio, que también afectaría a las empresas de telefonía móvil, ha sido propuesto como parte de una serie de polémicos cambios en la ley Regulation of Investigatory Powers Act, según el periódico Independent.

Responde a la interposición de varias denuncias en las que se acusa a proveedores de servicios Internet (ISP) y otras firmas de realizar seguimientos de las actividades de los usuarios con el fin de extraer conclusiones sobre sus hábitos y después venderlas a los anunciantes.

Con esta modificación se pondría fin a una inconsistencia legal, dado que en la actualidad pinchar conversaciones telefónicas está castigado con la cárcel, mientras que para la intervención de comunicaciones digitales se aplican sentencias menores.

Según la propuesta, los ejecutivos de los ISP u operadores de redes que fueran cogidos realizando acciones de snooping podrían enfrentarse a penas de prisión de hasta dos años. Para los que accedieran ilegalmente a los datos de sus clientes de forma no intencionada se aplicarían multas de hasta 10.000 libras esterlinas.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers