La AUI pide que los ISPs especifiquen las características técnicas de sus servicios en los contratos ante el aumento de quejas recibidas por los usuarios

En los últimos días han crecido de manera exponencial las quejas que los usuarios dirigen a las asociaciones de internautas, especialmente en lo que se refiere a los cambios en las características de un servicio contratado o incluso al cese de su funcionamiento sin previo aviso o sin posibilidad de reclamar por la inexistencia de especificaciones en los contrato. Ante esta situación la Asociación de Usuarios de Internet (AUI) ha solicitado al Ministerio de Ciencia y Tecnología y a la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones que obligue las empresas proveedoras a especificar las características técnicas de los servicios que van a prestar a los usuarios.

Los usuarios están descontentos, en los últimos días especialmente según las quejas que se han recibido en las asociaciones de usuarios de Internet más representativas en España. Los problemas han surgido al producirse cambios en las condiciones técnicas de los servicios que empresas y usuarios tenían contratados sin previo aviso a los interesado como, por ejemplo, coomo ha ocurrido con el servicio de correo electrónico de Terra desde el que ya no se pueden enviar mensajes desde ninguna otra cuenta de correo o dominio que se tenga distinto al de la compañía (en rueda de prensa hoy los responsables de Terra han justificado esta medida asegurando que nunca concibieron el servidor de correo como universal). Según las quejas recibidas en el web de la Asociación de Internautas (AI) la compañía ha tomado esta decisión sin avisarlo a sus clientes, y sin comunicar a los interesados que los mensajes no estaban llegando al destino deseado En otras ocasiones las quejas se refieren a aplicaciones que dejan de funcionar o a la supresión de la movilidad geográfica de los acceso, como era el caso de la de Terra, que han dejado de funcionar en un momento especialmente significativo por la llegada de las vacaciones.

Esta situación unida a la imposibilidad de reclamar, debido a que en los contratos de los usuarios no existe una especificación de las características técnicas de los servicios contratados, ha provocado que los ISPs lleven las de ganar en estos casos.

Frente a este “abuso”, la AUI ha solicitado con carácter urgente al Ministerio de Ciencia y Tecnología y a la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones que obliguen a los proveedores de acceso a que “exista un contrato entre el prestador de los servicios y sus clientes en el que queden reflejadas claramente las características técnicas y funcionales del servicio prestado”. Igualmente, trata de concienciar a los propios usuarios de que no contraten servicios con proveedores que ofrezcan contratos en los que no se especifiquen sus propiedades. Una propuesta que no implica, como explica el comunicado de la AUI, que la asociación no considere legítimo que cada empresa establezca la política comercial que considere oportuna, siempre y cuando, sea estable para los contratos ya firmados, por lo que no pueden estar sujetos a cambios arbitrarios.

Quejas por el acceso ADSL
A esta avalancha de quejas hay que sumar la protagonizada también por la Asociación de Internautas con respecto a los planes del Gobierno estampados en la Orden Ministerial del 26 de marzo de 1999 en la que se aseguraba para finales del 2001 la operatividad 100% del acceso por ADSL en todo el territorio español. Según la asociación a tan sólo cinco meses para que se cumpla el plazo fijado se corre el riesgo de no cumplirlos, lo que provocaría “la discriminación que actualmente sufren los ciudadanos españoles residentes en entonos rurales se acreciente aún más”.

Para la Asociación, el servicio ADSL debería ser contratado directamente de los operadores a los usuarios, mediante el acceso de bucle local, evitando restricciones a la libre competencia y una rebaja del margen comercial de entre 4.000 y 6.500. Propuestas presentadas en una demanda de octubre del 99 cuyo expediente se encuentra en manos del Tribunal de Defensa de la Competencia pendiente del fallo.

La última resolución de la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT) en la que impone a Telefónica la reducción cautelar de los precios a los mayoristas en el servicio Giga ADSL no beneficia, según la AI, a los usuarios quienes no verán mejorada la calidad del servicio ni una reducción en las tarifas.

Bajo esta argumentación a AI ha exigido al Gobierno y a la CMT una intervención y regulación para vincular al conjunto de las operadoras en la participación de la liberalización del bucle local de abonado para asegurar los plazos de la normativa vigente que aseguran el acceso a la Red Telefónica Básica (RTB) como servicio universal ajeno a intereses comerciales.

Asociación de Usuarios de Internet (AUI): www.aui.es
Asociación de Internautas: www.internautas.org
Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones: www.cmt.es
Ministerio de Ciencia y Tecnología: www.mcyt.es

Información relacionada:
La CMT confirma los planes de Telefónica de aplicar descuentos a las tarifas de ADSL
www.idg.es/iworld/noticia.asp?id=16283&sec=

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers