“En cuatro años habrá un mercado sólido de telefonía IP”

El gran reto que plantea la conversión de la telefonía tradicional a la telefonía IP es encontrar el momento propicio para llevarla a cabo, según ha señalado Jordi Casatmijana, vicepresidente y director general de Nortel Networks en el marco del seminario “Aplicación de Soluciones de Telefonía IP en la Empresa”.

El auge de la tecnología IP, que permite la integración de voz, datos e imagen en una única red, ha posibilitado en los últimos años el desarrollo de la telefonía IP, cuya implantación cambiará el mundo de las comunicaciones en un plazo de tiempo aún indeterminado. Según Ricardo Miranda, director general de negocio corportaivo de Nortel “en cuatro años habrá un mercado sólido de telefonía IP y hablaremos de realidades y no de predicciones”.
Entre los beneficios que reporta la telefonía IP destacan la reducción de gastos derivados de la gestión de redes paralelas mediante redes convergentes de voz y datos, la implementación de nuevos servicios y aplicaciones, la reducción de costes de alquiler de infraestructuras comunes de telecomunicaciones y una mayor flexibilidad. Según Casatmijana con esta tecnología se unen “la potencia y alcance de Internet con la facilidad del uso de la telefonía”.
A pesar de las ventajas, la implementación de esta tecnología aún despierta bastantes dudas debido a “los problemas tecnológicos que suponen las nuevas aplicaciones y a los costes asociados”. Ante este panorama, “el gran reto que nos planteamos es acertar cuándo llevar a cabo el cambio a IP” según han señalado Casatmijana y Miranda. Por otro lado y basándose en datos del mercado norteamericano Miranda ha afirmado que “el negocio de la telefonía IP es imparable y va en aumento”.

www.nortelnetworks.com

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers