El mundo wireless impulsa la banda ancha, o al revés

Las últimas experiencias y proyectos tanto públicos como privados están haciendo madurar rápidamente a la tecnología de conexión WLAN dentro del mundo wireless de acceso a banda ancha. Mientras la generación 3G de telefonía móvil espera, la banda ancha inalámbrica ya está aquí.

El mundo wireless está adquiriendo un creciente protagonismo en los últimos meses como solución de conexión a Internet, dentro de las muchas posibilidades que ofrece. Los fabricantes de componentes y los integradores de sistemas perciben que las conexiones inalámbricas son cada vez más factibles en determinados entornos productivos, y al mismo tiempo, las redes de banda ancha inalámbricas también son una opción real para el mercado de consumo dentro de la telefonía móvil de Tercera Generación, o lo que se tiene hoy de ella.

Experiencia en Zamora
La banda ancha está ampliando su horizonte a los entornos inalámbricos a través de dos vertientes: WLAN y GPRS. Sobre la primera, ya existen desarrollos que el sector público y privado han fomentado con distintas iniciativas. Por ejemplo, la experiencia pionera de Zamora, que ha sido la primera ciudad del mundo en instalar una red de cobertura a Internet sin cables. El Ayuntamiento de Zamora, con una de las tasas de acceso a Internet más bajas de Castilla y León y por consiguiente, de todo el país (16 por ciento en Zamora, 22 por ciento en Castilla y León, y 27 por ciento de media en España), decidió apoyar la iniciativa de la empresa Afitel para dar cobertura y acceso a Internet wireless en toda la ciudad. "Este proyecto no ha supuesto ningún coste para los ciudadanos de Zamora", indica el primer teniente de alcalde y portavoz del Ayuntamiento de Zamora, Ángel Macías. La experiencia piloto de Zamora espera continuarse con nuevos proyectos en otras ciudades como Zaragoza, Bilbao, Guadalajara o Alcalá de Henares.

Más usuarios móviles
Muchos son los datos que abren las puertas a la tecnología de redes inalámbricas WLAN. Por un lado, el crecimiento de usuarios de PC portátiles, según IDC, será de nuevo significativo a partir del año que viene, con un 13,5 por ciento de crecimiento en España. Los usuarios móviles crecen también en la misma proporción en el resto de Europa, y se espera que alcancen un 56 por ciento más en 2003 que en 2002, entre usuarios de equipos portátiles, PDA y telefonía móvil.
No es de extrañar, ya que cada vez son más los profesionales que se desplazan y necesitan disponer de sus datos de forma inmediata. Se calcula que existen 18 millones de trabajadores móviles en toda Europa que utilizan soluciones inalámbricas habitualmente, y que en el año 2004 serán 37 millones. La necesidad de comunicarse en cualquier momento y en cualquier lugar hacen que las aplicaciones wireless sean cada vez más potentes y accesibles a todos.

Tecnología en movimiento
El crecimiento anual que tiene la tecnología WLAN previsto hasta el año 2005 es del 15 por ciento según IDC, (22 por ciento según Gartner Group), y la pyme es el segmento que más demanda utilizar esta tecnología, lo cual, según Javier Gómez, director general de US Robotics, no impide que existan varias iniciativas institucionales para dotar de redes WLAN a lugares públicos, como hospitales, aeropuertos, universidades, etc. Según Gómez, el panorama de WLAN es favorable sobre todo en entornos corporativos, en sus distintas variantes. La más habitual es el protocolo 802.11b, con un rango de transmisión de datos de 11 Mbps a 22 Mbps en la frecuencia de 2,4 GHz del espectro radioeléctrico, pero también existen otros protocolos más potentes en desarrollo, y que todavía no se han implantado por razones técnicas, como el 802.11g (54 Mbps en el rango de 2,4 GHz), y el 802.11a (54 Mbps en 5 GHz de potencia), utilizado con fines militares.
Sin embargo, no siempre es posible o necesario implantar una red WLAN de acceso público. Las WLAN públicas ofrecen servicios de acceso a Internet y a otro tipo de datos a los visitantes de los denominados hotspots en zonas públicas como aeropuertos, hoteles, centros de conferencias e instalaciones empresariales. Quienes se encuentren en estos puntos de cobertura inalámbrica pueden utilizar cualquier tarjeta WLAN certificada Wi-Fi para acceder a Internet y a las redes internas corporativas a alta velocidad.
Una forma práctica de disponer de una conexión de banda ancha en entornos públicos de acceso (aunque no sea inalámbrica) es Ethernet de larga distancia (LRE, Long Reach Ethernet), como la solución de "oficina móvil" que dispone Cisco, y que ya ha sido instalada en algunos hoteles y aeropuertos. Un ordenador portátil puede conectarse a la red telefónica convencional mejorada con el sistema LRE conectado a un switch, y acceder a Internet y a otros dispositivos dentro de la red IP, como teléfonos IP que permiten acceder a servicios en línea (tráfico, entretenimiento, información) al incorporar una amplia pantalla y un sistema operativo basado en XML.

WLAN y 3G más cerca
Los fabricantes y desarrolladores se encuentran realizando pruebas para integrar estrechamente las redes WLAN con las de telefonía UMTS, con el objetivo de disponer de una red de banda ancha desde la que se pueda acceder a Internet a través de distintos dispositivos, independientemente de que se trate a través de WLAN o de UMTS. Para estas pruebas, realizadas en los laboratorios de Lucent, se han utilizado un portátil, un teléfono móvil en un

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers