El Mundo de Final Fantasy llega a la gran pantalla

El 11 de julio saltó a las pantallas una nueva película nacida de los videojuegos. Si meses antes Tomb Raider batió récords de taquilla, Final Fantasy Spirits Within llega ahora dispuesta a desbancar a Lara Croft, no con actores de carne y hueso, como Angelina Jolie, sino como lo han hecho hasta ahora, con la tecnología y con la imaginación.

Quien imaginaba que esta película de animación digital sería en algún aspecto similar a las que hasta ahora ha hecho Walt Disney (véase Toy Story I y II) estaba muy equivocado, porque lo que han podido ver muchas personas ha sido a un elenco de actores que muchas veces confundían al espectador hasta el punto de hacerle creer que estaba viendo seres humanos reales. Pero no es así, estos personajes no se quejan, no comen, aunque su coste en el presupuesto de la película puede ser incluso mayor que el de algunos actores reales, han sido muchas e intensas horas de trabajo y millones de dólares para que cada arruga del rostro, cada cabello y cada tela sean prácticamente reales. Este es el resultado...
Final Fantasy Spirits Within cuenta la historia de la Tierra en el año 2065, que tiene que enfrentarse a una invasión alienigena que proviene de un meteorito, su objetivo es acabar con la humanidad. Pero hay ciertos puntos en el planeta en el que algunas personas resisten encerrados en ciudades fortaleza, una de estas personas es Aki Ross, una investigadora que con la ayuda del Escuadrón Deep Eyes y de su mentor, el Dr. Sid, lucha por salvar lo que queda de la Tierra, a pesar de que ella misma ha sido infectada por los alienigenas. Una historia en la que se mezcla aventura con magia y sentimientos humanos, incluso diferentes maneras de ver las cosas: mientras que Aki intenta salvar a la humanidad de la destrucción total, el General Hein desea destruirla para salvarla. Una historia digna de los videojuegos de Final Fantasy y que muchos fans están deseando poder protagonizar a través de un nuevo videojuego.
Los desarrolladores de la película, un equipo en el que se mezclan responsables de los video-juegos de la saga, y especialistas contratados para la ocasión, han invertido miles de horas en detalles de animación CG que a primera vista pueden parecer nimios, pero sin los cuales, el efecto global no sería el mismo. Por ejemplo, el efecto que hace el pelo tanto en los videojuegos como en anteriores películas de animación digital, estaba prácticamente considerado como un bloque, en el que tal vez se hacía un tratamiento especial a alguna parte para darle mayor realismo, pero en esta ocasión el pelo ha sido insertado en el modelo uno a uno, como si se tratara de un muñeco, y así el movimiento provocado por el viento, o por un giro de cabeza, son casi perfectos. Lo mismo ocurre con los pelos de barbas y bigotes que han sido incorporados a cada personaje pelo a pelo.
Hay que tener en cuenta que los personajes se han construido básicamente sobre modelos similares a los de los juegos: se ha construido un esqueleto o wireframe con polígonos, que habitualmente le dan un aspecto algo “cuadrado” a los personajes, pero en este caso se han utilizado micropolígonos para suavizar todas las aristas y redondear las formas. Sobre éstos esqueletos se aplican los skins, una especie de “capa” de pintura, que los diseñadores tienen que crear, pero el problema es que estos planos son como papel aplicado sobre formas curvas, hay que conocer perfectamente dónde está cada detalle del relieve para poder adaptar el skin. Tienen que crear una piel de persona creíble y trabajar con los programas gráficos sobre ella hasta en tres capas distintas.
Lo mismo ha ocurrido con la ropa, utilizando el mismo sistema, no sólo para poder reflejar fidedignamente todo tipo de material, sino la física de una camiseta cuando el cuerpo se inclina, o el movimiento mismo del personaje, que se ha conseguido con un sistema avanzado de captura de movimientos como el que se utiliza en los títulos de deporte. Ha sido tal el grado de perfección, que algunos de los programadores se han especializado en esos pequeños detalles.
Pero si todo este esfuerzo ha obtenido el resultado de unos personajes casi reales, el elemento humano le ha dado el empuje definitivo. El casting para seleccionar a los actores que pondrían la voz a los personajes dio como resultado un cartel de estrellas que en la versión americana incluye a Alec Baldwin, Donald Sutherland o James Woods.
Detrás de todo este despliegue, de los millones, del ambicioso proyecto está un hombre: Hironobu Sakaguchi, que ha sido responsable de muchos de los títulos de Final Fantasy y que es uno de los firmes defensores de la convergencia de los diferentes canales de entretenimiento. Su objetivo es llegar a las películas interactivas, y Spirits Within es el primer paso, ha sido una apuesta muy fuerte ya que por primera vez en muchos años Square ha terminado el ejercicio fiscal en números rojos, y se rumorea que las dos películas que estaban proyectadas para completar la trilogía, están en estos momentos en compás de espera, así lo han confirmado al menos los responsables de la mejor página española de información sobre Final Fantasy, www.ffmaniacs.com.
Pero
no es éste el único momento en que el equipo de Square se han empeñado en salir adelante cuando los problemas acuciaban. Ésta es una historia escrita en 9 capítulos desde 1987

La historia de la saga Final Fantasy en 9 capítulos
Final Fantasy
Lanzamiento: Diciembre de 1987 en Japón (posteriormente saldría al mercado norteamericano en Julio de

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers