El comercio electrónico funciona, mientras que el m-commerce pasa por una “racionalización de las expectativas”, según Europay International

Las previsiones de alcanzar unas ventas de 76.000 millones y haber superado la falta de confianza que generaba el medio entre los usuarios son para Esteban Martín, director de Nuevas Tecnologías de Europay para el suroeste de Europa las claves que desvelan que se ha dado un paso adelante en el comercio electrónico en España. El comercio móvil, sin embargo, tras el fracaso de Wap y el retraso de UMTS, se encuentra en un momento de “racionalización de las expectativas” que asume el estado inicial de las transacciones vía móvil.

Estas conclusiones, extraídas por Esteban Martín, han tenido lugar esta mañana durante la celebración de un seminario convocado por Europay, proveedor de productos y servicios de pago, dedicado al análisis de los medios de pago y su evolución en el último año. Para Esteban Martín el crecimiento de los usuarios de la Red, unido al aumento del número de compradores permite hablar de buenas expectativas para el comercio electrónico que espera alcanzar los 76.000 millones de pesetas en el año 2001, superando los 34.000 obtenidos el pasado año, mientras que para Navidades se habla de duplicar las cifras del 2.000 alcanzando los 29.000 millones de pesetas. Además de los datos de crecimiento, son los datos sobre seguridad en las transacciones las que hacen predecir al responsable de Europay buenos tiempos para el comercio en Internet y augura un crecimiento sostenido para el mismo en 2002 ya que para lo usuarios ha dejado de ser la desconfianza en el medio de pago la principal causa por la que no compran en Internet, siendo ahora la falta de información el principal motivo.

El lanzamiento de tarjetas virtuales como la Cybertarjeta de Mastercard (de prepago) o como la cartera digital que propone el proyecto VINI puesto en marcha por la CECA (consiste en una tarjeta que no es física sino que se convierte en un fichero que posee la entidad bancaria para cargar las transacciones) han favorecido el desarrollo del comercio en la Red. Para la marca Europay, según datos de octubre de 2001 Internet, representó el 8,4% de las operaciones y el 5,6% de los importes en comercios sin contar con cajeros, unas cifras que para Martín supone hablar de una buena posición para el e-commerce. No obstante, el fraude sigue siendo un problema importante, según MasterCard éste en comercio electrónico alcanzó los 64 millones en el 2000, lo que supone tan sólo un 9% del fraude total, pero que aumenta un 65% anualmente.

“El lanzamiento de SPA (Secure Payment Application) en mayo de este año en EE.UU propone a la industria un protocolo seguro y fácil de utilizar frente al fracaso de SET (Secure Electronic Transaction)”, afirma Martín, cuyo despliegue tendrá lugar en el 2002. El nuevo protocolo no requiere de certificados digital, es más sencillo que SET y genera confianza al usuario ya que él mismo autoriza las operaciones mediante contraseña. SPA funciona a través de una pequeña aplicación instalada en el PC del usuarios que despierta cuando el usuario se dispone a realizar una compra. El usuario teclea su nombre y contraseña abriendo la comunicación con su banco, el banco genera la referencia única para esa compra y a través del PC la pasa al comercio, se autoriza la operación mediante un mensaje que incluye la referencia única. Para que un comercio pueda realizar transacciones de SPA solamente necesita incluir en la programación de su site unas líneas de código HTML ocultos.

Una masa crítica de comercios y usuarios, las claves para el despegue del m-commerce
El comercio a través de móvil, sin embargo, se encuentra en un estado muy inicial, advierte Esteban Martín, quien asegura que una masa crítica de usuarios, “que lo use mucha gente”, serán las claves del despegue de este negocio; “el pago por móvil está en sus primeros momentos. Existe un gran interés, pero está empezando a caminar. La masa de gente y de comercios tienen que adaptarlo”. La actual crisis tecnológica, el fracaso de Wap y el retraso de UMTS han hecho poner los pies en el suelo a la industria por lo que por el responsable de Europay considera que se vive un momento de racionalización de las expectativas que permite visionar las posibilidades del móvil como algo que “va a ocurrir, pero no va a ser mañana”. Así, el desarrollo del m-commerce pasará por una solución fácil para el usuario de modo que pueda realizar el pago con cualquier teléfono cualquier operador, la necesidad de un estándar y la necesidad de cooperación entre los distintos actores de la industria. Todo un desarrollo que para Europay pasa por el pago con tarjeta desde el teléfono como solución. La fusión de Movilpago y Pagomovil bajo el sistema común Mobipay o la creación del foro Mobile Payment Forum creado para la elaboración de estándares comunes para pagos seguros desde móviles con tarjetas han sido piezas clave en el 2001 hacia la consolidación del pago por móvil.

Para el primer trimestre del año 2002 se espera que el pago por móvil se pueda realizar tanto en comercios de manera presencial como en máquinas expendedoras bajo la filosofía de “Call your coke” (hacer la petición del producto para tenerlo preparado a la llegada del usuario al comercio), como en Internet (en comercio electrónico) y a través de peer to peer. Por el momento, Europay está realizando un piloto de pago por móvil en 22 comercios tradicionales en el Centro Comercial la Moraleja. Esta prueba piloto pasará a una fase precomercial en una ciudad pequeña a corto plazo y de ésta se pasará a su comercialización propiamente dicha, aunque los responsables de Europay se reservan dar fechas concretas par evitar falsas expectativas. Para que estas transacciones se puedan realizar el usuario debe acudir a su entidad bancaria para contratar el servicio de modo que se asocie la tarjeta de crédito al número de teléfono y se le asigne un número secreto; el comercio recoge el número de teléfono o el identificativo Mobipay mediante un lector de código de barras o verbalmente en una terminal de venta en la que también se introduce el número secreto y el usuario recibe el mensaje de confirmación en su teléfono. La única incógnita con la que todavía se encuentra el sistema responde a los acuerdos comercial sobre quién pagará la comunicación que dependerá del banco y del tipo de transacción.

Para el 2002 el Esteban Martín espera la interoperabilidad en toda España entre los sistemas CaixaMóvil y Mobipay, la posible participación de Europay en este último sistema, la llegada real de los pagos por móvil, el lanzamiento de ofertas prepago por móvil para el segmento joven y el lanzamiento del sistema en otros países.

Europay España: www.europay.com/spain
Mobipay: www.mobipay.com
La caixa: www.lacaixa.es

Información relacionada.-
Europay entra en Ducato, proyecto del monedero electrónico internacional
www.idg.es/iworld/noticia.asp?id=15470&sec=iworld

Europay posibilita el comercio electrónico desde las tarjetas monedero
www.idg.es/iworld/noticia.asp?id=8316&sec=iworld

Visa Internacional, American Express, MasterCard y JCB se unen para desarrollar estándares seguros de pago por móvil
www.idg.es/iworld/noticia.asp?id=19538&sec=iworld

El futuro de la industria de contenidos y el papel de Internet móvil como plataforma de pago, a debate en SIMO
www.idg.es/iworld/noticia.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers