Barcelona es obligada por la CMT a cerrar su red Wi-Fi

El ayuntamiento de Barcelona se ha visto obligado a dejar fuera de servicio la red inalámbrica municipal Wi-Fi, que permitía acceder a varias páginas web de la administración de forma gratuita.

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha exigido al consistorio que para continuar ofreciendo este servicio se debe constituir como operadora y que el sistema se autofinanciase sin dinero público.
Según ha informado la Asociación de Internautas (AI), la red municipal constaba de once nodos situados en los distritos de la ciudad, y permitía acceder a un número limitado de páginas de organismos regionales, si bien no ha sido considerada "de interés público" por la CMT, al creer que hace la competencia a las operadoras privadas.
El ayuntamiento catalán completó la red del proyecto Sensefils BCN el pasado mes de marzo. Constaba de once nodos de acceso público y gratuito, uno en cada distrito, a través de los cuales se podía acceder al portal municipal y a 60 webs de la administración pública.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers