"Las empresas usuarias de la nube privada irán descubriendo las ventajas de la pública"

Carlos Morales Paulín, director global de Servicios M2M, Cloud y Aplicaciones de Telefónica

Carlos Morales Paulín, máximo responsable de servicios cloud de Telefónica, explica la estrategia de la compañía en torno a este nuevo modelo de aprovisionamiento TIC y detalla los objetivos de la división que ha creado específicamente para este modelo de negocio “con la misión de proporcionar servicios cloud globalmente, con atención al cliente local y con niveles de servicio extremo a extremo”.

Según un reciente informe elaborado por IDC en España, el mercado de cloud computing en nuestro país se consolidará durante este año 2011, alcanzando los 217 millones de euros de facturación, lo que supone un 42% más que el año anterior. ¿A qué cree que se debe este auge por la informática en la nube?
- Las infraestructuras TI son el soporte a muchos de los procesos clave de negocio y deben funcionar bien y a un coste adecuado. Por eso, a la externalización de recursos se añade ahora la de las infraestructuras, que no son la esencia del negocio sino que lo sustentan. Ahora añadimos a las ventajas de la externalización, las ventajas de cloud: sin inversiones, con pago por uso, gestionable y provisionable por el propio usuario, pudiendo adaptar la capacidad en cada momento para hacer frente a picos y reaprovechar la capacidad sobrante.
Esto permite a los directivos centrar sus esfuerzos en atender a sus clientes y dedicar sus recursos a potenciar su diferencia competitiva.
Además, cloud abre un nuevo horizonte para la utilización de las TI en las pymes, ya que permite que puedan acceder a tecnologías que anteriormente quedaban fuera de su alcance, sobre todo por precio y complejidad técnica.
Telefónica invierte cerca de 5.000 millones de euros al año en innovación y ha sido ésta la que ha permitido el desarrollo de estos servicios. Servicios que proporcionan ventajas económicas y gestión impensables hasta ahora, y que los CIO conocen cada vez mejor y empiezan a adquirir y aprovechar.

¿Qué le diría a una empresa para que apueste por servicios de cloud pública en lugar de por el modelo tradicional de aprovisionamiento de recursos de TI?
- Una de las principales ventajas cuando se contrata un modelo de cloud pública es que se elimina la necesidad de invertir ya que la empresa no necesita adquirir la infraestructura. Se pasa a un modelo de servicio en el que se paga sólo por lo que se consume, sustituyendo Capex por Opex. Además, se obtiene una mejora en costes ya que en la cloud pública se aprovechan las economías de escala del proveedor del servicio.
En el caso de la cloud privada, a la hora de adquirir la infraestructura se dimensiona la plataforma en función de la demanda que se espera. Si ésta acaba siendo superior a la esperada, es necesario crecer adquiriendo más infraestructura. Si no se alcanza la demanda esperada, habremos hecho una inversión difícil de justificar. Este dimensionamiento puede llegar a ser especialmente ineficiente en situaciones de demanda estacional, con picos altos en determinados momentos, o para nuevas iniciativas cuyo dimensionamiento a medio plazo es difícil de calcular.

¿Para qué empresas y sectores del mercado es más adecuado este modelo de cloud pública?
- Precisamente por su flexibilidad y los ahorros de coste que permite, es adecuada para cualquier tipo de empresa, ya sea una pyme o una empresa de gran tamaño, y sector.
Muchas empresas que están acostumbradas a la autoprestación estarán más predispuestas a oír hablar en un primer momento de soluciones de cloud privada. Las grandes corporaciones, fundamentalmente las bancarias, comenzarán adoptando el modelo de cloud privada, por control y normativa. Telefónica también puede proporcionarles servicios de nube privada a los que hemos trasladado la experiencia adquirida al construir y operar nuestro propio servicio de cloud pública, para adaptarnos a las necesidades de nuestros clientes. En el otro extremo, el del consumo, el modelo será fundamentalmente de cloud pública por las enormes economías de escala de las que es posible beneficiarse.
En cualquier caso, las empresas usuarias de cloud privada irán descubriendo las ventajas de la pública y muchas de ellas optarán por cambiar de modelo a medio o largo plazo. En la inmensa mayoría del tejido empresarial se impondrán los modelos híbridos que combinan la eficiencia de los públicos con el carácter exclusivo de los privados.

¿Cuándo cree que estará extendida en el mercado la apuesta de las empresas y organizaciones por los servicios de nube pública?
- La apuesta ya ha comenzado. Según Gartner, el 31,2% de las empresas ya usan hoy en día servicios cloud, para sus procesos de negocio, aplicaciones, plataformas o seguridad. Y además, el 65,8% tienen previsto comenzar a utilizar algún tipo de servicio cloud en 2011. En Europa, las pymes españolas son las que más rápido han adoptado el servicio, quizás debido a la crisis. En resumen, la respuesta es ‘ya’.

La seguridad es uno de los motivos que más frena a los usuarios a la hora de decantarse por un modelo en la nube. ¿Cree que algún día se superará esta barrera?
- La seguridad es la primera cuestión que se plantea en casi cualquier avance tecnológico, pero sólo es una barrera durante un periodo de tiempo más o menos corto. Igual que ocurrió hace unos quince años con Internet, sin ser una barrera para su expansión, y también en otros sectores como medios de pago, motor, etc.
La cuestión de la seguridad se supera conociendo en detalle cómo es el servicio, cómo se opera y las garantías que ofrece. Si necesito que el servicio cloud que contrato tenga unos niveles de disponibilidad exigentes, una calidad asegurada y soluciones de recuperación ante el desastre (disaster recovery) deberé contratar esas opciones. Si en cambio no necesito que sean tan exigentes, podré contratar una opción más sencilla y barata, y exigiré niveles inferiores de cobertura.Lo importante es que el proveedor cumpla con los estándares de seguridad en todos sus procesos, en la tecnología e incluso en la protección de sus data centers, y que el cliente pueda elegir los niveles de seguridad que necesite.
Nuestra recomendación: conocer el detalle, preguntar al proveedor cómo resuelve los problemas concretos de seguridad, qué significan realmente los SLA que están ofertando y, en resumen, exigir transparencia completa a través de informes online de los tiempos de respuesta y niveles de carga que está ofreciendo el servicio del cliente.

¿Considera que es difícil el cumplimiento de la legislación bajo un marco de modelo de cloud computing?
- Depende claramente del proveedor y de sus capacidades. En el caso de la mayoría de proveedores de cloud pública existentes en el mercado actual, los datos residen en servidores alojados en países fuera de la Unión Europea. Esto puede implicar problemas con la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD). Además, las grandes empresas suelen tener que cumplir con auditorías internas para revisar el cumplimiento de leyes y certificaciones. En el caso de muchos proveedores de nube pública, el servicio es una ‘caja negra’ de la cual no se pueden conocer detalles ni procesos de operación. El servicio de Virtual Data Center de Telefónica ofrece total transparencia al cliente ofreciendo el soporte que sea necesario para conocer físicamente dónde se alojan sus aplicaciones y cuáles son los procesos de operación de la infraestructura.

Que un grupo de la envergadura de Telefónica, primer operador en España, haya lanzado servicios de cloud pública es significativo. ¿En qué medida impulsará este modelo este movimiento?
- Telefónica ha hecho una gran apuesta por los servicios de cloud computing en los que se garantizan unos niveles de servicio extremo a extremo, se aportan potentes herramientas de gestión que permiten a las empresas mantener el control sobre sus centros de datos y se incluyen importantes medidas de seguridad. Todo esto quiere ser una garantía para que muchas empresas que hasta ahora no acababan de ver los modelos de cloud pública como algo que encajara en sus necesidades, den el salto a la nube y se puedan beneficiar de la flexibilidad y ahorros de costes que ésta supone, sin ninguna barrera de acceso y con la garantía del Grupo Telefónica.


“El desarrollo de una plataforma común que sea base para los
servicios ‘cloud’ actuales y futuros es un hito en nuestra estrategia”
-----------------------------------------------------------------------------------------------
¿Qué expectativas tienen con su nuevo servicio de cloud pública en cuanto a número de clientes y a negocio?
El desarrollo de una plataforma común que sirva como base para los servicios cloud actuales y futuros representa un hito dentro de la estrategia de Telefónica para ofrecer a sus clientes los servicios más adecuados a las necesidades de las empresas. Para eso, Telefónica se apalanca en su red global, sus propios centros de datos y su capacidad de ofrecer SLA extremo a extremo. Además, Telefónica ha integrado en la plataforma los desarrollos de Telefónica I+D, lo que permite poner a disposición de sus clientes elementos diferenciales como el portal de auto-provisión y la autogestión totalmente integrados con las comunicaciones. Por otra parte, nuestros socios nos garantizan el estado del arte en tecnología cloud.

¿Por qué ha apostado Telefónica por la tecnología de Cisco, EMC e Intel para sustentar este proyecto?
- Cuando Telefónica decide lanzar su servicio de cloud pública a escala global, lanza una RFP al mercado solicitando a diversos proveedores sus mejores propuestas para la construcción de este servicio, buscando para cada una de las piezas que lo construyen a las empresas más capacitadas en sus respectivas tecnologías. Tras valorar las propuestas de varios proveedores se eligió a Cisco, EMC e Intel (junto con VMware y Ericsson) por ofrecer la solución que mejor se adaptaba a las necesidades del proyecto en cada una de las capas que requiere el servicio.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes