El tráfico de la nube crece dos veces más rápido que el del centro de datos tradicional

El Índice Global Cloud (2010-2015) elaborado por Cisco asevera que el tráfico global generado en los centros de proceso de datos (CPD) se multiplicará por cuatro, llegando a 4,8 zettabytes anuales en 2015. El tráfico que crecerá más rápido en los CPD será el de cloud computing, que se multiplicará por 12 hasta llegar a 1,6 zettabytes dentro de cuatro años. Este tráfico crece dos veces más rápido que el de los CPD tradicionales.

Según el primer Índice Global Cloud (2010-2015) elaborado por Cisco, mientras el tráfico global en los centros de datos crecerá un 33% cada año entre 2010 y 2015, pasando de 1,1 zettabytesi en 2010 a 4,8 zettabytes anuales previstos para 2015, el tráfico cloud aumentará dos veces más rápido (un 66% anual). En concreto, dentro de cuatro años el tráfico cloud supondrá más de un tercio (1,6 zettabytes) de todo el tráfico global en los centros de datos (4,8 zettabytes). Asimismo, el 51% de todas las cargas de trabajo serán procesadas en entornos cloud para 2014.

A medida que las cargas de trabajo como el almacenamiento y la autenticación se apoyan cada vez más en máquinas virtuales, para el año 2015 el 76% de todo el tráfico de los data centers se localizará en los CPD, mientras otro 7% se generará a partir de la comunicación entre centros de datos para llevar a cabo actividades como replicación de datos y actualizaciones. El 17% restante se corresponde con los procesos de los centros de datos destinados a la actividad de los usuarios finales. En este sentido, la mayor parte del tráfico en los centros de datos no está causado por los usuarios, sino por dichos centros y sus operaciones. 

La rápida transición hacia servicios en la nube es lo que está provocando que el tráfico cloud crezca a un ritmo dos veces superior que el tráfico en los centros de datos a escala global. Comparados con los CPD tradicionales, los centros de datos cloud ofrecen, asegura el estudio de Cisco, un mayor rendimiento, capacidad y facilidad de gestión. Además, la virtualización como tecnología clave para la adopción de entornos cloud facilita la consolidación del hardware y software, una mayor automatización y seguridad integrada.

El tráfico de cloud será un tercio del tráfico de CPD global
Mientras que el tráfico cloud global representaba un 11% (9,7 exabytes mensuales o 116 exabytes anuales) del tráfico data center global en 2010, este ratio aumentará hasta el 34% en 2015 (36 exabytes mensuales o 1,6 zettabytes anuales), lo que supone más de un tercio de todo el tráfico data center global.

En cuanto a la evolución de las cargas de trabajo, mientras en 2010, el 21% de todas las cargas de trabajo fueron procesadas en entornos cloud, el 79% restante se gestionaron en los centros de datos tradicionales. Según este informe, 2014 será el primer año en que más de la mitad de todas las cargas de trabajo (el 51%) serán procesadas en entornos Cloud, frente al 49% que seguirán gestionándose en entornos de TI tradicionales.

Además, mientras que las cargas de trabajo totales en los centros de datos se multiplicarán por 2,7 entre 2010 y 2015, las cargas de trabajo cloud aumentarán más de siete veces en el mismo período.

Tráfico generado por los usuarios finales
Otro dato que aporta el estudio es que con el crecimiento exponencial del consumo de servicios basados en el vídeo, el tráfico generado desde los CPD hacia los usuarios finales está experimentando picos de actividad importantes. Durante estos picos se espera que los consumidores generen hasta 2,5 veces más tráfico por hora que la media habitual, lo que requiere una planificación de capacidad adicional desde los data centers y la nube como ya se realiza desde la red.

En este informe Cisco ha analizado también diversas variables en distintas zonas geográficas, como la disponibilidad de banda ancha, la velocidad media de descarga y subida de datos o el índice medio de latencia de red, para poder evaluar de este modo la preparación existente para los entornos cloud. Sus resultados confirman que en la actualidad todas las regiones incluidas en el estudio (Europa Occidental,

Europa Central y del Este, Norteamérica, Latinoamérica, Asia Pacífico y Oriente Medio y África) están preparadas para aplicaciones básicas de cloud computing, como redes sociales y conferencias web.

En el caso de aplicaciones más pesadas como streaming de vídeo en alta definición o chat de vídeo, Europa Occidental, Europa Central y del Este, Norteamérica y Asia-Pacífico cuentan con la capacidad de red media necesaria para soportar dichos servicios.

El Índice Global Cloud de Cisco se basa en el análisis y modelado de diversas fuentes primarias y secundarias, incluyendo más de 30 Terabytes de datos generados cada mes durante el pasado año a partir de una gran variedad de data centers de todo el mundo, mediciones procedentes de más de 45 millones de tests de redes y previsiones de mercado de terceras compañías.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes