La consolidación y estandarización fundamentan el BI del futuro

Análisis evolutivo

Mejorar y crecer en el actual entorno de negocios requiere conocer en profundidad el rendimiento de las compañías. el business intelligence (bi) proporciona ayuda para tomar decisiones empresariales, gracias al acceso, análisis y compartición de información. Pese a que el BI se caracteriza por su amplia implantación y desarrollo en las empresas, a medida que se busquen iniciativas más avanzadas en la gestión del rendimiento, las herramientas de inteligencia de negocio deberán evolucionar hacia niveles superiores. El objetivo no es otro que proporcionar a todos los miembros de una empresa la mayor visibilidad a la hora de obtener la información del rendimiento de ésta, ya que hasta ahora sólo se remitía a responsables y directivos. Para conseguirlo, es necesario que se convierta en una herramienta diaria de negocio para todos los que forman parte de una compañía, ya que reportará una mayor posibilidad de éxito tanto para la organización en su conjunto, como para cada uno de sus miembros. Democratizando activos Uno de los problemas en el mercado actual estriba en que la mayoría de las herramientas de business intelligence son utilizadas por unos pocos miembros del entramado empresarial, y éstos son los que tienen el conocimiento tecnológico suficiente como para desarrollarlas adecuadamente. Esta limitación está llevando a las empresas a buscar nuevos caminos que mejoren la experiencia del usuario de BI, con el fin de que todo el mundo pueda utilizarlo más fácilmente y crezca así la eficacia de la implementación y el desarrollo de esta inteligencia de negocio. Para muchas compañías, el proceso comienza con la consolidación de plataformas y herramientas de BI en soluciones integradas y estandarizadas. De esa manera, es viable la visibilidad del rendimiento para todos los departamentos de una empresa, además de menores costes de propiedad. Pero, ¿cómo conseguirlo? Con una solución de BI fácil de implementar, gestionar y administrar, que permita un fácil acceso a la información que se necesita en cualquier momento, a través de cualquier fuente y en cualquier formato. Y todo mediante una sola herramienta intuitiva. El mercado confirma que el desarrollo actual de ciertas plataformas de BI permite gestionar los procesos y resultados de una compañía, con unas ventajas hasta ahora impensables. Sólo es cuestión de saber elegir. La evolución del enriquecimiento Mejorar el rendimiento en un entorno de mercado tan duro requiere un conocimiento previo de cómo se comportaba antes la compañía, cómo lo hace ahora y cómo se prevé que lo haga en el futuro. El primer paso del proceso, por tanto, es poder acceder instantáneamente a la información más detallada, fiable y en tiempo real. Sin embargo, no es extraño advertir la desorganización que muchas empresas arrastran en el acceso a su información, estancadas en sistemas transaccionales con poca o ninguna conexión entre sí. Es por eso que, desde 1990, algunas compañías comenzaron a confiar en el business intelligence, ya que la visibilidad del rendimiento que proporcionaba, resultaba determinante en la mejora de éste y, por ende, de sus resultados. Aquellas compañías con mejor acceso a su información y con mayor visibilidad de su rendimiento conseguían resultados más positivos. Sin embargo, las que mantenían su información desestructurada en documentos sin conexión o en filiales sin actualización, advertían cómo su evolución se ralentizaba, frente a otras empresas de su competencia, más avanzadas en el ámbito de la toma de decisiones y la mejor gestión de negocio. Con la introducción del Business Performance Management (BPM) a principios de 2000, el BI se volvió incluso más esencial, ya que aporta a las empresas la posibilidad de traducir sus estrategias en planes, monitorizar sus acciones, y proporciona una visión profunda del mercado, lo que permite mejorar tanto el rendimiento financiero, como el de las operaciones. Obstáculos a salvar Que todavía existen ciertos retos a la hora de que las empresas adopten el business intelligence es obvio. Hasta ahora muchas herramientas de BI sólo son utilizadas por altos cargos de las compañías, pues son los que finalmente toman las decisiones. Según un estudio de Forrester, sólo el 14% de los usuarios de BI es experto en análisis y creación de informes, mientras que el 86% restante no es usuario habitual. La conclusión: las soluciones de BI todavía se utilizan para cubrir las necesidades de los más expertos y no sirven para la mayoría de los consumidores de negocio. Otra importante barrera a tener en cuenta es que las compañías cada día buscan más herramientas que les permitan resolver por sí mismas los interrogantes del mercado, en vez de tener que confiárselas a otros expertos. Quieren poder acceder a los datos sin necesidad de saber cómo acceder a ellos, dónde están almacenados o a qué formato hay que transformarlos. Y una vez allí, las empresas buscan poder analizar estos datos en toda la organización, crear alertas o informes para comunicar a otros, o colaborar con sus compañeros para decidir qué acciones tomar. Todo sin la necesidad de ser expertos tecnológicos. Con la vista puesta en el futuro A estas alturas no es difícil adivinar hacia dónde irá próximamente el business intelligence y sus iniciativas de negocio, ya que su línea evolutiva se traduce en la búsqueda de alternativas para los nuevos desafíos del mercado. Los entornos de trabajo personalizados, el acceso a datos universales y la conjunción de todas las ventajas en un solo sistema, serán algunos de los nuevos pasos que el business intelligence ya empieza a adoptar. ¿Ir más allá? El futuro se basa en simplificar y mejorar el conocimiento y experiencia de los todos los usuarios, por medio de una arquitectura orientada a servicios (SOA); de un nivel de visualización completo; de una estricta colaboración entre todos los usuarios, departamentos y/o filiales, y de un análisis guiado. Algunas compañías ya lo están desarrollando, porque un business intelligence más profundo y avanzado es la clave del éxito en los negocios del futuro.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers