Unisys va bien

Unisys parece haber encontrado definitivamente la senda del crecimiento y la rentabilidad en España. Tras un período oscuro que se tradujo –allá por los primeros noventa- en una profunda y dolorosa reestructuración, el año 2001 parece apuntar la definitiva consolidación de la compañía en nuestro país. De hecho, la facturación de la subsidiaria creció más del cuarenta por ciento en el primer trimestre del año 2001 y el incremento en la cartera de pedidos de servidores ES7000 permite estimar un crecimiento del 25 por ciento para la primera mitad del presente año. Una parte importante de los buenos resultados de Unisys en nuestro país están relacionados con la entrada del fabricante en el sector financiero, un mercado donde –incomprensiblemente- Unisys nunca había tenido una presencia significativa y donde Jesús Moreno, Director General de la filial ha puesto un foco especial. De momento, los resultados saltan a la vista: Unisys ya está presente en los tres grandes grupos financieros de nuestro páis (BBVA, BSCH y la Caixa) a través de soluciones desarrolladas bajo la premisa de ahorrar costes y garantizar un retorno de la inversión inmediato. Paralelamente, la compañía ha reforzado su presencia en el sector de telcos, que constituye ya el mercado vertical más importante para el fabricante en España.
En este renovado impulso de Unisys, la palanca clave se llama Windows 2000 Data Center. Todo parece indicar que Unisys podría convertirse en la plataforma de referencia para el software de misión crítica de Microsoft. Ambas compañías se necesitan y mantienen estrategias complementarias: Microsoft puede aprovechar la experiencia de Unisys en grandes entornos de proceso de aplicaciones críticas, mientras que Unisys necesita el respaldo de la compañía de Bill Gates para dar sentido a una estrategia cuyo éxito está ligado al de Windows 2000 Data Center.

Viñeta publicada el 20 de febrero de 1870 en La Flaca n.º 35 Tendencias

ny2 Sociedad de la información

ny2 ACTUALIDAD

Día de la Movilidad y el BYOD Coffee Break