Un partner perfecto bajo un modelo SRM

Niku atrae bajo su influjo a Teleniun

Telenium se ha dejado seducir por la gestión SRM (Services Relationship Management) de la mano de Niku, que le ha permitido desarrollar por un lado mayores niveles de colaboración y de uso compartido de la información, al tiempo que ha experimentado la automatización de las tareas y de los procesos de planificación, de realización y de prestaciones de su catálogo de servicios.

Telenium es una organización cien por cien española que comenzó su andadura en febrero de 1998 como iniciativa de tres profesionales con vocación de servicio. Su misión no es otra que el proporcionar soluciones en las líneas de desarrollo estratégico de los operadores de telecomunicaciones y de los proveedores de contenidos. Su objetivo, por otro lado, es convertirse en un partner de referencia en el mercado de operadores de servicios. Para ello está evolucionado desde un perfil fundamentalmente tecnológico, hacia otro de proveedor de soluciones globales de negocio.
Si bien la facturación de Telenium durante el primer ejercicio no superó los cien millones de pesetas, el cierre del 2000 se produjo con cerca de 1.000 millones de pesetas y las previsiones para el 2003 se ha fijado en 4.500 millones de pesetas. Telenium recurre a un sistema tecnológico para afrontar el dimensionamiento de la compañía.
Previamente a la implantación de Niku, Telenium trabajaba de una forma artesanal, utilizando de forma intensiva aplicaciones como Excel, Word, PowerPoint, etc. “Se trataba de una solución de fuentes de datos distribuidas con herramientas poco optimizadas para implementar procesos. La facturación de la compañía había adquirido un volumen tal que resultaba complicado la gestión de toda la información y el negocio que generábamos. Así, nos propusimos la adopción de un modelo que nos permitiera escalar con un esfuerzo administrativo mínimo”, sostiene María Pilar Cepero, directora financiera de Telenium.
La búsqueda de la herramienta que permitiera a Telenium gestionar todos los procesos críticos de negocio comenzó en marzo de 2000. “Nos encontramos con herramientas a medidas o ERPs del tipo SAP, propias de empresas industriales y comerciales, muy focalizadas en la gestión pura de proyectos, pero ninguna que nos sirviera porque no contemplaban el resto de nuestro negocio. Las disponibles no nos servían porque recogen la gestión de horas/hombre o gestión de gastos por proyectos. Entonces nos lanzamos a Internet con la idea de abrirnos a todo el mercado y encontrar la oferta que necesitábamos. El resultado fue Niku, que mantiene centralizada toda la información y garantiza su acceso y empleabilidad”, afirma Cepero.
Telenium ha sido el primer cliente de Niku en nuestro país, por eso el hecho de que actualmente se encuentren en negociaciones para convertirse en partners e implementador de la firma, confirma la apuesta de la española por la oferta SRM de Niku.
SRM abre la posibilidad de gestionar proyectos complejos ligados a los servicios y las prestaciones intelectuales. La esencia de esta tecnología es la integración de las herramientas y las aplicaciones que concurren en la gestión de los recursos, de las competencias y de los flujos de información.
Junto a la escalabilidad, los responsables de Telenium exigían que el sistema ofreciera una visión en tiempo real del negocio que permitiera una toma de decisiones adecuada y sobre todo, proactiva. La búsqueda también estuvo marcada por la idea de reaprovechar el conocimiento de la empresa (disponiendo de una comunicación fluida), e incrementar las capacidades de respuesta a las necesidades del mercado, lo que exige y presupone un modelo de organización muy dinámico.
Además, la compañía está elaborando un plan individualizado de negocio por el cual cada colaborador podrá conocer su rendimiento, el valor añadido que aporta a la empresa y realizar un seguimiento sobre formación, capacitación y desarrollo.
“La plantilla de Telenium está integrada por colaboradores, pues su concepto va más allá del propio de empleado, e implica una mayor colaboración. Están más involucrados y comprometidos con el proyecto de empresa, lo que les capacita para responder más eficazmente a las necesidades del cliente. En este sentido, el modelo individualizado que estamos desarrollando es muy ambicioso, pues se trata de una cultura de empresa que permitirá conocer cómo invertimos en nosotros mismos y cómo revierte esto sobre la compañía”, sostiene Ramón Eced, gerente de Desarrollos Internos de Telenium.
El modelo SRM se difunde de manera transversal dentro de la empresa, poniendo en marcha numerosas actividades ligadas a la planificación, compras, ventas, al diseño y a la realización de prestaciones intelectuales sobre cuestiones tan diversas como la actividad comercial, el marketing, el asesoramiento jurídico, la informática, la publicidad, etc.
Así, no se trata de una herramienta de la dirección, sino que se encuentra a disposición de todos los colaboradores, proveedores, partners y clientes de la compañía. Cada usuario tiene asignado un perfil en función del rol que desempeña, y puede ir moviéndose por el sistema a través del browser y los navegadores de Internet. “Niku es tan intuitivo y simple como Internet, los usuarios no tienen por tanto ninguna dificultad en el acceso a la información, porque está catalogada y disponen de gestores de contenidos”, asegura Eced.
El sistema reside en un servidor JRun de Allaire con desarrollos en Java. Consiste en dos fuentes de almacenamiento compaginadas. La primera de ellas es relacional, dispone de información estructurada y está dedicada a la base de datos comercial. La segunda base de datos contiene información no estructurada y dispone de un motor de búsqueda full text.
El servidor corre sobre NT, aunque el producto estaba licenciado tanto para este sistema operativo como para Solaris. En palabras de Ramón Eced, “nos decidimos por NT porque si bien Solaris es más robusto como SO, es cierto que no tenemos unas necesidades tan grandes como para justificar una inversión en máquina y SO Unix, y pagar a un experto con los conocimientos necesarios para operar este entorno, pues todo ello supone un coste es más elevado. NT, sin embargo, nos ofrece el rendimiento suficiente, nos garantiza niveles óptimos permite unos mantenimientos más baratos”.
La implantación definitiva de Niku ha concluido pero ésta ha dado pie a futuros desarrollos. Con esta tecnología como núcleo Telenium procederá a su integración con más piezas en las necesidades de tecnologías.

Viñeta publicada el 20 de febrero de 1870 en La Flaca n.º 35 Tendencias

ny2 Sociedad de la información

ny2 ACTUALIDAD

Día de la Movilidad y el BYOD Coffee Break