Tom Leighton, co-fundador y director científico de Akamai Technologies

"El futuro de Internet será un híbrido entre redes en "cloud" y centros de datos, donde la frontera entre ocio y negocio desaparecerá"

Akamai centra su actividad en la aceleración de contenidos y en los procesos de negocio online. Su oferta de servicios gira en torno a la nube y a la optimización de contenidos y aplicaciones Web y móviles, así como contenidos de vídeo de alta definición online y en conseguir que el comercio electrónico sea un entorno seguro. Todas sus soluciones tienen como eje tecnológico su plataforma Edge-
Platform, una red de más de 95.000 servidores seguros equipados con software propietario e implementados en 71 países que depende de matemáticas aplicadas y algoritmos para ayudar a solucionar problemas de congestión y vulnerabilidades de Internet.

Akamai nació con Internet y ha ido evolucionando con ella. ¿Cómo cree que será en la Internet del futuro?
- El futuro de Internet será un híbrido entre las redes privadas y la Internet tradicional, entre infraestructuras en cloud y centros de datos, donde la frontera entre ocio y negocio va a desaparecer, y donde la utilización de los dispositivos móviles va a tener una gran importancia, incluso más que la de los fijos. Con todo esto, los usuarios van a demandar un acceso 24 horas los 365 días del año y cualquier dispositivo que pueda ser conectado se va a conectar.

¿Qué problemas hay que solventar hoy para poder tener esa Red del mañana?
- La seguridad es uno de los retos claves a los que nos enfrentamos así como realizar la migración a IPv6 que va a ser algo fundamental. Otro aspecto también de gran relevancia es el rendimiento en las redes móviles 3G-4G que, en origen, no están diseñadas para vídeo sino más bien para voz y consume mil veces más de capacidad. Y dentro de todo este escenario también habrá que solucionar el problema de los protocolos, la disparidad de dispositivos… Está heterogeneidad hay que resolverla.
Si bien es verdad que estos son problemas y retos a los que nos enfrentamos también es una oportunidad.

¿Cómo da respuesta Akamai a toda esta problemática?
- Disponemos de herramientas y soluciones que permiten dar respuesta a estos retos. Nuestra estrategia en seguridad se orienta tanto a proteger la infraestructura como el dato. En cuanto a la migración hacia el nuevo protocolo, actualmente uno de los principales retos a cubrir es hacer que IPv6 sea más rápido. Nosotros lo que hacemos es crear una pasarela que permite que esta migración sea rápida y que los clientes no se vean afectados por este paso de IPv4 a IPv6. Incluso aportamos este incremento de rendimiento a aquellos clientes que tienen IPv4 y están dando servicios para IPv6.
En cuanto al rendimiento de las redes, para el entorno de la movilidad tenemos un acuerdo con Ericsson para que las redes móviles estén mejor preparadas para un entorno de vídeo.
En lo que respecta a las redes fijas, los operadores de telecomunicaciones son nuestros partners nativos. Actualmente, trabajamos con cerca de mil operadoras a nivel mundial, mientras que en España tenemos acuerdos con unos 10 ó 12; es decir, cubrimos al menos entre el 70 u 80% del espectro donde hay red. Ellos aportan la conectividad física y nosotros les ayudamos a reducir sus costes, hacemos que la forma de entregar contenidos sea mucho más eficiente, y, además, compartimos con ellos sus beneficios porque muchas de estas ‘telcos’ tienen la capacidad de distribuir y vender nuestros servicios y el beneficio de esto lo compartimos con ellos.

Cloud es una de las tendencias que más en auge está tenido actualmente, pero ¿cuál es realmente el nivel de implantación que hay a día de hoy?
- Estamos en los inicios del cloud computing. Desde un punto de vista técnico la nube no es más que compartir hardware a través de la virtualización. Y creo que esto se va a desarrollar mucho más ya que la economía induce a ello y esta es una forma efectiva de reducir costes. Sin embargo, aún hay dos retos que hay que cubrir en este entorno: uno es la seguridad y otro el rendimiento. Y es en estos dos aspectos donde Akamai está presente. Servimos de escudo alrededor del data center. Entre el sitio donde está el usuario y donde se localizan los datos Akamai sirve de freno y paraliza el ataque. La infraestructura donde realmente se recibe la información físicamente nunca es atacada ya que proporciona una capa de seguridad a modo de burbuja.

¿Cuáles son las líneas estratégicas en las que Akamai centra sus esfuerzos?
- Akamai proporciona servicios basados en la nube con objeto de optimizar el contenido y las aplicaciones Web y móviles, así como el vídeo de alta calidad online; además de asegurar el comercio electrónico. De esta forma, podemos decir que nuestras líneas estratégicas son: media, comercio electrónico, aplicaciones y análisis. Estos son nuestros ejes fundamentales.

¿Cómo da respuesta a los requerimientos del mercado en esos cuatro segmentos?
- Cada vez se está generando más información y a esto está contribuyendo el vídeo. Hay mucho vídeo de alta calidad que consume mucha información, más que el audio, que la telefonía, que una página web… Y nuestro objetivo es que toda esa información, de forma concurrente, llegue al usuario. Para eso disponemos de una plataforma (Plataforma de Internet Inteligente) distribuida por todo el planeta que es la que se encarga de entregar esos contenidos con calidad y rapidez. Otro factor que hemos de tener en cuenta es que hay que garantizar la seguridad de esos contenidos para lo que hay que tener en cuenta la gestión de los derechos. Para ello estamos en relación con las empresas que fabrican los dispositivos, los contenidos, los reproductores… y hacemos que todo esto sea un sistema coherente que funcione con la más alta calidad posible. Y esto mismo también lo hacemos en grandes eventos como la Boda Real o los Juegos Olímpicos… protegiendo los contenidos y ofreciendo calidad.
El mercado del comercio electrónico plantea un reto diferente ya que el contenido que aquí se maneja es diferente para cada persona y, sobre todo, privado. Todo es muy personal y la seguridad y privacidad es fundamental. En este tipo de entorno no podemos cachear, no podemos replicar, así es que lo que hemos hecho es construir nuestra propia ‘internet virtual’ que está por encima de la Internet tradicional y donde contamos con nuestros propios protocolos para dirigir el tráfico, con nuestras propias formas de tratar las aplicaciones. Convertimos la experiencia de usuario de forma que este se pueda comportar como si estuviera frente a su proveedor de Banca o de comercio y, así, conseguir que la transacción sea más rápida y segura.
Lo que hemos creado es una super Internet propia, que es transparente para el usuario, y con ella conseguimos que el ratio de conversión sea más alto. Al ser más rápido hay más transacciones y por tanto al haber más compras hay más usuarios.
En el entorno de las aplicaciones nos dirigimos a las grandes empresas. Tradicionalmente, las aplicaciones corporativas estaban alojadas en redes privadas pero ahora se están llevando a la nube. Nuestra forma de trabajar es hacer que esos entornos sean más seguros. Y, para eso, tenemos acuerdos con IBM, Riverbed y Rackspace Hosting. Con estos fabricantes, lo que hacemos es estar directamente presentes en su tecnología, en su hardware.
Por otra parte, hay que tener en cuenta que Akamai no solo se centra en la entrega de contenidos, sino que tiene muy en cuenta la entrega de aplicaciones empresariales IP. Este tipo de aplicaciones se utiliza cada vez más en las empresas ya que Internet es un medio poco costoso. Y, aquí, es de vital importancia la rapidez de adopción.
Para el mundo del análisis, disponemos de herramientas de analítica que nos permiten saber como se comporta la web, como lo hace el usuario en la Red. De esta forma, el propietario de la web puede entender cuál es la masa crítica de su audiencia. Proveemos información acerca de la analítica técnica y de negocio.

¿Cómo ve el futuro de la compañía?
- Internet está creciendo mucho y esto hace que nosotros también lo hagamos. 2010 fue el primer año que conseguimos alcanzar los mil millones de dólares y nuestras miras están puestas en conseguir llegar a los 5.000 millones de dólares, aunque no tenemos una fecha concreta establecida.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes