Tendencias en el mercado de sistemas operativos corporativos

Unix, Linux y Windows se reparten el pastel

El mercado de los sistemas operativos está conformado, por un lado por plataformas corporativas como Unix y Linux y, por otro, se encuentra el mercado empresarial de Windows.

En el mercado Unix existe un foco claro en la reducción de costes, a partir de una utilización más eficiente de las plataformas disponibles. Por ello, los principales fabricantes de este tipo de plataformas están innovando para que sus sistemas aprovechen más eficientemente los recursos instalados. En los próximos meses, está previsto que sigan apareciendo innovaciones sobre servidores Unix como respuesta a los requerimientos de los usuarios corporativos. Hay que destacar innovaciones en rendimiento y escalabilidad. Asimismo, se va a intensificar la tendencia hacia la consolidación de servidores, sobre todo en los entornos distribuidos que están en estos momentos funcionando a un 15 o 30% de su utilización y se incrementará el uso de tecnologías que permitan esa consolidación como partición de discos, particiones virtuales, gestión de cargas de trabajo, etc. Los principales fabricantes disponen de estas tecnologías.
Esta optimización en la utilización de las plataformas viene reforzada por presupuestos restrictivos. Los fabricantes en el entorno Unix son conscientes de esto y van a plantear soluciones que permitan mejorar la utilización de los servidores.

Linux, la gran alternativa
Una de las grandes bazas que puede jugar Linux como sistema de código abierto es las posibilidad es que ofrece de cara a la reducción de costes. Los segmentos de mercado que más están apostando por esta plataforma son la industria energética, el sector financiero, el de distribución y bienes de consumo, la Administración Pública y el sector farmacéutico.
Linux se está consolidando rápidamente, a lo que ha contribuido la apuesta que los principales fabricantes de plataformas Unix han realizado por este sistema, ofreciendo alternativas empresariales a las distribuciones clásicas. Por otro lado, los proveedores de distribuciones Linux se enfrentan a un importante reto ya que, en este momento, el mercado Linux está menos boyante de lo que estaba recientemente, y su evolución va a depender de los acuerdos que alcancen con los principales fabricantes de servidores.
No obstante, se pueden anticipar una serie de tendencias de cara al 2003. Por un lado, Linux seguirá madurando pues, la creciente estabilidad de la última versión, junto con su alta disponibilidad, robustez y fiabilidad, lo harán atractivo para muchas organizaciones, que lo incorporarán en plataformas críticas. Se convertirá en un factor propiciador de retornos de inversión positivos a corto plazo. Por otro lado, se intensificará el debate Linux vs. sistemas de código cerrado en seguridad, pues el primero cada vez se está utilizando más como sistema operativo de firewalls y sistemas de detección perimetrales, gracias a herramientas desarrolladas para este entorno, como capacidades de monitorización de red.
Las ventajas de Linux como sistema de código abierto son evidentes: coste cero, multitud de software disponible adicional (también a coste cero), facilidad para implantación de servidores, herramientas de desarrollo incorporadas... aunque también sus Sin embargo, deberían ser también evidentes sus inconvenientes: ausencia de soporte rápido y garantía ante fallos.
No podemos indicar como inconveniente la facilidad o dificultad de su uso, puesto que lo que entendemos por fácil o difícil en el manejo de un sistema, viene casi siempre condicionado por las referencias respecto a Windows.

Y Windows crece en entornos corporativos
Por último, se espera un crecimiento de la presencia de Windows en los entornos corporativos, debido a razones que van desde el lanzamiento de nuevos productos para este entorno hasta la necesidad de los usuarios de un mayor control centralizado del entorno Windows.
Según un análisis de Giga (ver gráfico) Windows XP es, junto con otros sistemas, los únicos con despliegues en crecimiento, mientras que los de Windows 2000 se han estancado debido a la falta de fondos para seguir con los proyectos o a que se ha migrado directamente a Windows XP. La consultora observa un rápido declive de Apple, con sectores como la administración, la educación y el farmacéutico migrando a plataformas hardware de precios más bajos basadas en Intel.
Linux aparece como el segundo beneficiario de este movimiento, situándose como alternativa a Windows, aunque es difícil de estimar la cuota real ya que muchos sistemas que equipados con Windows ahora han cambiado a Linux.
Los factores que van a dinamizar este mercado en los próximos meses son la aparición de nuevos productos y versiones que incorporen más funcionalidades de gestión. Los usuarios están cada vez más preocupados por la necesidad de una gestión de infraestructura coherente e integrada, lo que cobra importancia con relación a la gestión de Windows, ya que la de .NET resultará mucho más compleja con las anteriores versiones de los productos de este fabricante que con los nuevos. El despliegue de Windows XP se está realizando con rapidez, ya que muchas compañías habían adquirido el derecho a las actualizaciones. Éste, basado en el núcleo de Windows NT/2000, representa un avance en la facilidad de uso del sistema respecto a sus antecesores, junto con la posibilidad de disponer de una versión de 64 bits desplegable en servidores de gama alta, hasta ahora fuera del ámbito de Windows. Sin embargo, ha aumentado la carga del sistema que representa la interfaz, lo que va a implicar un hardware más potente, con el consiguiente coste de actualización.


SS.OO Tendencia
---------------------------------------------------
Windows XP 16 % (crecimiento)
Windows 2000 25 % (estancado)
WNT 8 % (decrecimiento)
Windows 9.x 46 % (decrecimiento)
Mac OS 3 % (decrecimiento)
Otros 3 % (decrecimiento)

Jorge Peinado, Especialista de Grupos de Conocimiento de Telenium

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers