Tecnología para el gobierno abierto

Cuando B. Obama publicó el Memorandum para el Gobierno Abierto en EE.UU. allanó el camino para el trabajo técnico que W3C venía haciendo en su iniciativa de e-Government (dirigida desde el centro tecnológico español CTIC): crear la tecnología para que los datos públicos de los Gobiernos fueran abiertos y reutilizables por terceros. El gobierno abierto se basa en la transparencia, la rendición de cuentas y la colaboración y la participación ciudadana en asuntos públicos. Este concepto es un giro de tuerca en los sistemas democráticos y supone pasar de la democracia representativa a la democracia participativa. Para que el gobierno abierto sea posible son necesarias voluntad y decisión política, la apertura de datos públicos en formatos abiertos y una estrategia de colaboración y participación ciudadana. La decisión política supone reconocer la necesidad de rendir cuentas a los administrados sobre el uso de fondos públicos y, al mismo tiempo, reconocer la capacidad de innovación de los ciudadanos incorporándolos al proceso de diseño de servicios de las administraciones.
La voluntad política debe quedar reflejada en la decisión de liberar datos públicos en formatos abiertos y reutilizables por terceros, de forma que otras administraciones o empresas puedan usar esos datos y combinarlos con los procedentes de otras fuentes, generando la posibilidad de nueva actividad económica. Los datos, al ser liberados, deberán ser entendidos por humanos y máquinas. La tecnología que está en la base de la liberación de datos públicos en formatos abiertos es linked data, término que sustituye al de tecnologías web semánticas. El objetivo es que los datos públicos sean interoperables entre sí y con otros datos privados, y que todos se entiendan al compartir la tecnología que subyace en la “nube de Internet”.
El camino es irreversible. EE.UU, Australia, Reino Unido, Finlandia o Suecia ya han realizado la apuesta. En España, Asturias y el País Vasco lideran el movimiento junto a los ayuntamientos de Gijón y Zaragoza. Y CTIC se ha posicionado a nivel internacional como un referente técnico.


Pablo Priesca Balbín es director general de CTIC.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers