Steve Ballmer se reafirma en que Linux infringe la propiedad intelectual

El CEO de Microsoft esgrime la innovación y exige una compensación

El acuerdo para la interoperabilidad de los sistemas operativos de Microsoft y Novell, conocido ya extraoficialmente como Microvell, es conflictivo antes de iniciarse, a tenor de las declaraciones de Steve Ballmer, CEO de la multinacional propietaria de Windows, al afirmar que el motivo del acuerdo con Novell es que “Linux utiliza nuestra propiedad intelectual”, ante lo cual exige “obtener el correspondiente retorno económico por nuestra innovación para nuestros accionistas”, durante la conferencia Professional Association for SQL Server (PASS), celebrada en Seattle (Estados Unidos). Esta posible situación ya había sido anunciada por la comunidad de código abierto, que sospechaba de las intenciones de Microsoft y los términos del acuerdo, hasta el punto de denominar a Novell como “la nueva SCO”, recordando la denuncia que esta última presentó por violación de los derechos de propiedad intelectual. El punto conflictivo surge en los 40 millones de dólares que Novell pagará a Microsoft hasta 2012 a cambio de que esta última no demande a los usuarios de SUSE Linux por posibles violaciones de patentes (bajo la Licencia Pública General, GPL), pero no establece garantías para el resto de los usuarios. Ballmer asegura que, excepto los que utilizan SUSE, el resto de usuarios de Linux se aprovechan de la innovación de Microsoft y tendrán que pagar por ello, en clara referencia a otros distribuidores, como sería el caso de Red Hat (principal competidor de Novell y que ha calificado esta amenaza como “impuesto a la innovación”), con los que está dispuesta a llegar a acuerdos similares.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers