"Sólo hay capacidad de testeo para el mínimo de prestaciones de SuperMassive"

Juan Larragueta, country manager de SonicWALL

A finales del año pasado SonicWALL lanzaba su oferta SaaS (software como servicio), que para el mes de julio podría saltar a otros países. Ahora anuncia su Proyecto SuperMassive, con el que rompe la barrera de velocidad de proceso alcanzando los 40 Gbps. Juan Larragueta, su country manager, destripa el proyecto para ComputerWorld.

En el último Interop de Las Vegas, SuperMassive robó todas las miradas. ¿Qué hay tras el proyecto?
- Se lo merece. Se trata de una situación atípica, pues nunca habíamos anunciado un proyecto y con SuperMassive lo que se ve es un producto pero lo que hay por detrás es un proyecto en el que se lleva trabajando tres años. La idea parte de un concepto sencillo: nosotros venimos más de la pyme, de la red mediana, y decidimos que queríamos escalar a la gran cuenta. Se trataba de trasladar la manera en la que veníamos trabajando en la pyme pero a la gran empresa, que dados los recortes presupuestarios cada vez equipara más sus necesidades con las de la pyme. Queríamos tener el récord mundial de velocidad en prestaciones, no por décimas, sino por enteros. Ha coincidido con un momento en el que prima la consolidación y la virtualización.

¿Cómo se estructura SuperMassive?
- El proyecto tiene dos patas. Una es la de hardware pura y dura, para la que estamos trabajando desde hace mucho con Cavium Networks y sus procesadores Octeon. Por otro lado, trabajamos con Ixia en el área de equipos de medidas y análisis. En enero sometimos a la plataforma a todo tipo de pruebas de laboratorio y los expertos nos decían que no es tan difícil producirla como testearla, porque no hay equipos capaces de hacerlo. Con los equipos más potentes con que contaba el laboratorio de Ixia tan sólo hemos conseguido capacidad de testeo para el mínimo de prestaciones que nos da SuperMassive. Es decir, nos quedamos cortos a la hora de especificar sus prestaciones, porque otra de sus grandes ventajas es la escalabilidad.

El prototipo que se mostró en Interop iba de los 96 a los 384 núcleos pero, ¿puede escalar hasta los 1.024?
- Así es, porque el chasis, que es el básico, puede llevar hasta 10 blades, y cada blade lleva 8 equipos, pero luego puedes apilar equipos con total fiabilidad y estabilidad. Ya estamos en fase de pruebas y calculamos que hacia el verano tendremos producto como para hacer pruebas comerciales en cliente. Este mismo año podríamos vender las primeras plataformas.

¿Ya han recibido las primeras impresiones de clientes?
- Sí y es curioso, porque a través del mismo canal con el que atacamos a la pyme, cuando en enero empezamos a mostrar los primeros prototipos, salieron ocho proyectos que ya están demandando esta capacidad de proceso. Las primeras impresiones las tenemos de la Administración y la Universidad, pero es cuestión de tiempo que otros sectores, como el telco, empiecen a demandarlo y sobre todo en el entorno de móviles.

¿Cuál es la segunda de las patas del proyecto?
- La otra enlaza con nuestro concepto de Sonic Grid. Si tenemos que hacer que el equipo lidie a base de software con las nuevas amenazas generadas, nos hace falta que ese equipo se alimente continuamente con bases de datos de referencias y las firmas han de trabajar de manera eficiente con sus aparatos; eso lo que facilita el grid. Muchos de los equipos que trabajan en todo el mundo están conectados con nosotros y nuestra capacidad de análisis. Por eso, cuando aúnas la capacidad de análisis con la capacidad de proceso tan extraordinaria de SuperMassive es cuando se da el salto cualitativo.

¿Qué peso tiene Cavium a la hora de conseguir esos ratios de velocidad?
- No te digo que el 100% pero casi. La velocidad la va a dar el hardware, el cómo consigues que ese hardware trabaje de un modo productivo, es lo que descansa en el software. Trabajando juntos hemos conseguido SuperMassive; además, contamos con un sistema operativo propio que se diferencia del resto en que no está orientado a ficheros, sino a paquetes que son analizados de una vez contra todos los tipos de amenazas.

¿Cuánto tiempo tardará la competencia en ponerse a la altura de los 40Gbps?
- Bastante, porque cuando sacamos nuestra arquitectura de última generación hace un año y medio, las pruebas que hicimos comparándonos con ellos nos daban una ventaja de 10/1. Aún hoy seguimos manteniendo esa ventaja. Tardarán bastante en siquiera acercarse, no tanto por la capacidad de hardware, sino por nuestra tecnología orientada a paquetes. Es posible que vayan alcanzando estas velocidades en funcionalidades concretas, pero no aunarlas todas a nivel de plataforma.

¿Destacaría su ‘application intelligence’ como otra fortaleza del proyecto?
- Sí, aunque es una extensión de lo que venimos haciendo desde hace seis meses: trabajar a nivel de aplicación, porque con el ‘boom’ de las redes sociales y la Web 2.0 entra absolutamente de todo por el puerto 80. Aunque no importan tanto el puerto como la aplicación en sí, porque hoy es el 80, pero mañana puede ser otro.

¿2010 será el año de la consolidación del SaaS que presentaron en 2009?
- Efectivamente. El primer trimestre lo hemos dedicado a optimizar la oferta para que no hubiera problemas. Ahora estamos ayudando a nuestro canal para que, a través de SaaS, venda más.


Análisis
------------
SonicWALL se mueve en el mercado de la seguridad, uno de los menos afectados por la crisis. La compañía ha desarrollado una oferta amplia en seguridad, que van desde soluciones de firewall y VPN hasta herramientas para correo o back-up. Esta visión se ve reforzada por una oferta en la que muchos de sus productos se encuentran entre los más avanzados del mercado. Sin embargo, el mercado en el que compite la compañía es en la actualidad uno de los más “superpoblados” con multitud de proveedores y productos, lo que recrudece aún más la competencia. En concreto, compite con proveedores de mucho mayor tamaño y, además, todavía no es una marca lo suficientemente conocida fuera del entorno de seguridad, lo que puede disminuir su presencia en el short list de los directivos de TI.

Realizado por Jaime García Cantero, consultor independiente

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes