SOA: mucho más que un concepto tecnológico

La arquitectura orientada a servicios, SOA, en inglés, es mucho más que el concepto tecnológico que implica el uso de estándares como XML y de Web Services. Es una vía para aunar realmente TI y negocio, todavía la asignatura pendiente de muchas compañías, y de facilitar a éstas la ejecución de sus procesos mediante el uso de una infraestructura flexible que les dota de mayor rapidez para reaccionar ante los cambios del mercado. Su despegue definitivo se espera para finales de 2005 y su uso generalizado, al menos en grandes corporaciones, para 2006.

Optimizar y hacer más eficientes los procesos corporativos, flexibilizar los negocios de modo que sea más fácil y rápida su entrada en nuevos mercados, ayudar a las empresas a aprovechar sus inversiones realizadas en TI e introducir con menor coste otras nuevas tecnologías y mejorar sus relaciones con clientes y proveedores mediante el desarrollo de sistemas internos que puedan ser controlados por procesos externos son sólo algunas de las ventajas que se esperan conseguir de SOA o la arquitectura orientada a servicios, un concepto que, a pesar de no ser nuevo, empieza a verse como una realidad en el mercado. De hecho, según IDC, la mayor parte de las grandes corporaciones europeas llevarán el uso de SOA a sus sistemas actuales, al menos en cierta medida a finales de este año 2005.
La mayor penetración de este concepto se llevará a cabo, según la consultora en el sector telco y en el de servicios financieros. Sin embargo, esta adopción no será tan rápida en la mediana empresa, que estar dos años por detrás en este aspecto, respecto a la gran corporación, como asegura Rob Hailstone, experto en SOA de IDC. Éste asegura que seguramente a finales de 2006, SOA se haya convertido en la arquitectura más elegida por parte de las grandes corporaciones para construir nuevos sistemas. “La migración hacia SOA –apunta el experto– es una necesidad que, sin embargo, conllevará cierto tiempo y cuya principal barrera es el hecho de que en el entorno de los negocios no se entiende un concepto que, sin embargo, está totalmente relacionado con él”. Las preocupaciones que suscita este concepto desde el punto de vista de la seguridad y el rendimiento, el número limitado de profesionales que tengan experiencia en su implantación y la confusión que existe en el mercado de tecnología entre las numerosas formas de paquetizar soluciones en productos son otras dificultades. “Las negativas experiencias que algunas empresas tuvieron hace tiempo al adoptar los primeros desarrollos de SOA, pues los productos no estaban aún maduros, pueden frenar la implantación de este concepto”, puntualiza el responsable.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers