RRHH TIC en centros sanitarios

Las noticias criticando las demoras en la atención a pacientes en centros sanitarios continúan salpicando la actualidad y, de inmediato, se especula sobre si se está haciendo algo por evitarlas. Y, siendo imprescindibles las disponibilidades económicas para dotar los centros del equipamiento y número de profesionales de la salud adecuado, es indispensable lograr la optimización de esos recursos para obtener la máxima eficiencia en beneficio del ciudadano que requiera sus servicios. ¿Se está intentando? ¿Cómo? Porque, analizando la foto fija de la situación en los centros sanitarios, se echa en falta que –junto a los buenos profesionales de la salud– se disponga de la dotación adecuada y suficiente de especialistas en informática de la salud, capaces de contribuir al mejor aprovechamiento de todos los recursos. Ya que, lo que se aprecia, en general, es la utilización de los escasos profesionales TIC en tareas de implantación de equipos y preocupación, en el día a día, de funciones de soporte. Sin embargo, lo que resulta insoslayable, es que los centros dispongan de profesionales informáticos con los conocimientos y el nivel adecuado a las responsabilidades que tendrían que afrontar, según el desarrollo tecnológico imprescindible a su organización. Y, en ésta línea, no se está haciendo lo que se debiera.
Es necesario contar en los centros sanitarios con especialistas informáticos capaces de llevar la batuta en desarrollos de proyectos y seguimiento en inevitables externalizaciones. Resulta anacrónico, por ejemplo, que siendo un hospital, en muchas de las provincias, la empresa más grande del entorno, disponga de una muy pequeña plantilla TIC. Pero, conscientes de las ventajas que puede reportar corregir esta anomalía, se aprecian iniciativas intentando solventar el problema. Es el caso del Servicio de Salud de Castilla La Mancha que ha creado las categorías informáticas para los centros sanitarios –los mismo están haciendo en Valencia y Galicia– con plantilla que depende orgánicamente del gerente y, funcionalmente, de los Servicios centrales. En el caso del nuevo hospital de Ciudad Real, la plantilla la componen un jefe de servicio, cuatro titulados superiores en informática, siete de grado medio en informática, y cuatro del grupo de FP. Si este modelo fuera aplicándose en todo el sistema sanitario, seguro que redundaría en mayor eficiencia en las organizaciones de la salud. ¿A qué esperan?

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers