N  -  20210316164526

Red Hat se presenta más libre que nunca

Su refuerzo en virtualización y su apuesta por "cloud computing", protagonistas de su reunión anual

Boston (EEUU).- Aún con la resaca de los buenos resultados obtenidos durante el primer trimestre del año –una facturación de 209,1 millones de dólares, lo que supone un crecimiento del 20% respecto al mismo trimestre del año anterior–, Red Hat ha celebrado en Boston su reunión anual de usuarios y partners. El Red Hat Summitt y JBoss World ha hecho mucho ruido con su apuesta decidida por cloud computing como respuesta a lo que el CEO de la compañía, Jim Whitehurst, calificó de “fracaso del modelo tradicional del software”. Sin embargo, este anuncio no dejaba de ser previsible dados los últimos movimientos de la industria, y el que más expectación levantó entre el nutrido grupo de asistentes fue el de RHEV 2.2 (Red Hat Enterprise Virtualization), por la batería de mejoras que trae consigo, sobre todo en seguridad, escalabilidad, rendimiento y herramientas de migración. Sólo en cuanto a escalabilidad, el nuevo software es capaz de soportar hasta 16 CPU virtuales y 256 GB de memoria por cada máquina virtual. Se trata del mayor anuncio de la compañía en virtualización desde que apostara por KVM como su estándar de hypervisor.
RHEV 2.2 representa un salto cualitativo respecto a la versión 2.1, lanzada en noviembre, como indica Navin Thadani, director senior de virtualización de Red Hat. Éste asegura: “Desde finales del año pasado, hemos ganado un buen número de clientes y en áreas muy críticas como los entornos financieros”. No en vano, el 50% de las Bolsas a nivel mundial confían en la tecnología de Red Hat, según indica.
Una de las principales novedades de RHEV 2.2 viene de la mano de la integración de su porfolio de virtualización para servidor y desktop, con lo que permite alojar y gestionar máquinas virtuales tanto Windows como Linux, proporcionando al usuario una sola infraestructura con la que gestionar cualquier despliegue tanto en el área servidor como desktop. Thadani llama la atención en las herramientas de migración, que permiten la conversión de máquinas virtuales de VMware o Xen para utilizarlas dentro de RHEV.
Otra novedad que RHEV 2.2 ofrece es la posibilidad de desplegar configuraciones HVD (Hosted Virtual Desktop) o el popular VDI (Virtual Desktop Infrastructure), haciendo realidad una gestión y aprovisionamiento de los sistemas desktop centralizados y más escalables. En cuanto al soporte, además de RHEL Desktop, sólo soporta Windows XP y 2007 y cuando se pregunta a Thadani por Vista no puede evitar dibujar una sonrisa en su cara para después precisar: “No lo soportamos y jamás hemos recibido ni una sola queja de un cliente solicitándolo”.
A este fortalecimiento de su propuesta de virtualización hay que sumar el acuerdo suscrito con Cisco, por que el que se acomete la integración de Cisco VN-Link con el kernel de RHEV, incrementando el control y la visibilidad de los servidores virtuales en el CPD.

Guías para el mundo ‘cloud’
Otro frente abierto en el evento ha sido la ‘nube’. Con el lanzamiento de la primera edición de Red Hat Cloud Foundations, Paul Cormier, vicepresidente ejecutivo y presidente de productos y tecnologías de Red Hat, asegura que es más que una plataforma de gestión, pues además de tener productos como Red Hat Enterprise Linux, Red Hat Enterprise Virtualization, JBoss Enterprise Middleware y Red Hat MRG (Mensajería, tiempo real y grid), también incorpora una guía y buenas prácticas para esclarecer la confusión que se cierne sobre la ‘nube’.
El objetivo es proporcionar todo lo necesario para la planificación, creación y gestión de clouds privados y públicos de IaaS (infraestructura como servicio) y PaaS (plataforma como servicio). Como parte integral de la iniciativa, la compañía también ha reforzado su Certified Cloud Program.

Momento dulce para JBoss
El tercer protagonista de la convocatoria ha sido JBoss Enterprise Middleware, con el permiso de la segunda beta de Red Hat Enterprise Linux 6 (RHEL) que se liberará este mes. La nueva versión del sistema operativo traerá novedades significativas –además de su desarrollo para cloud-, según desveló Stevens a este medio, como “la capacidad de gestionar el consumo energético del hardware”.
JBoss está viviendo uno de sus momentos más dulces, según Whitehurst, tras haber conseguido cerrar en el último trimestre el mayor acuerdo en la historia de Red Hat. Son cada vez más los clientes que dan el salto de la versión gratuita a la de pago. Prueba de ello es el reciente acuerdo cerrado con NYSE Euronext.
Respecto al middleware, JBoss Enterprise Portal Platform 5.0 se presentó como el buque insignia de la cita de este año en Boston. Jason Andersen, director de producto de la plataforma de portal empresarial de Red Hat, subrayó que “las premisas para esta nueva versión eran conseguir una plataforma que simplificara la construcción de portales dinámicos y que simplificara la reutilización de los recursos y la gestión”. Tarea nada sencilla, pues, como él precisó, “ahora los portales ya tienen que incluir capacidades de redes sociales, por lo que se hace imperativa una mayor integración, mucho más rica con las aplicaciones web”. Esto es lo que ha motivado una mayor integración con el resto del porfolio JBoss Enterprise Middleware.


Red Hat y Microsoft, frente a frente
------------------------------------------------
Durante una de las sesiones, Scott Crenshaw, vicepresidente y director general de la división Cloud Computing de Red Hat, mostró su convencimiento de que únicamente hay dos compañías en la industria que sean capaces de ofrecer un paquete como Red Hat Cloud Foundations para correr en una ‘nube’ híbrida. Una es, lógicamente, Red Hat; la otra Microsoft, a través de su plataforma Azure. Crenshaw remarca el carácter abierto de una (Red Hat) y, como sucedía antes de subir a la nube, el propietario de la otra (Microsoft).
La clave se encuentra en el sistema operativo, tal y como explicó a ComputerWorld Brian Stevens, CTO de Red Hat. “Es imposible trasladar todo el paquete de aplicaciones y soluciones y que corran exactamente igual en la nube que fuera de ella si no tienes ‘poder’ sobre el sistema operativo, y Microsoft lo tiene con Windows como nosotros con RHEL”. Desde su punto de vista, “hay que asegurarse de que todos los bloques de aplicaciones y servicios funcionen de manera idéntica a cuando no están en la nube” y eso se consigue a través de la plataforma operativa, junto al middleware y las soluciones de virtualización”.
Stevens es un defensor del modelo cloud por considerar que “tanto la tecnología como los modelos de negocio aprovechan mucho mejor la innovación”. Una innovación que, desde su óptica, ya arrancó Red Hat a principio de los años 2000 cuando impulsó el modelo de suscripción, “que luego muchos otros han copiado”, apunta. El CTO de Red Hat no se muestra preocupado por el hecho de que Cisco, su nuevo partner en el ámbito de la virtualización, tenga también un firme compromiso con su archirrival VMware; de hecho, lo ve como algo positivo, puesto “que es la mejor prueba de que creemos en ampliar la libertad de elección del usuario, porque esa libertad es lo que aporta valor al cliente”.
En

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes
Microsoft Evento cloud os 1 PUBLIRREPORTAJE

Microsoft muestra las posibilidades de la nube

Computerworld

Con la celebración del evento Disfrute de la experiencia Cloud OS, Microsoft ha mostrado su visión de la nube como una plataforma unificada para las empresas modernas que necesitan conciliar las principales ...