Realidad aumentada, la ficción que se toca

Las empresas comienzan a adoptar la tecnología para usos empresariales

La realidad aumentada (RA) ya es una realidad, no es ciencia ficción. Poder enfocar con la cámara de nuestro teléfono móvil y visualizar puntos de interés con geoetiquetado en 3D está al alcance de nuestra mano. Antonio Solís, socio jefe de proyecto de Madpixel, explica que el teléfono móvil se ha convertido en el dispositivo estrella de este tipo de aplicaciones, sobre todo a la hora de universalizarlas. “El móvil cuenta con toda la tecnología necesaria, desde el magnetómetro que hace las veces de brújula, al acelerómetro para la medición del ángulo, y el GPS”, apunta Solís. Gracias a estos tres elementos y al desarrollo de aplicaciones en plataformas abiertas como Layar o WikiTude es posible enfocar con el móvil un objeto y ver información adicional superpuesta, como la distancia que hay hasta él, datos de fabricación del producto o una guía turística.
Sin duda alguna, Layar ha sido quien ha abierto el camino hacia esta nueva realidad, popularizando la tecnología en la comunidad de desarrolladores. Esta plataforma ofrece un amplio abanico de funcionalidades y, sobre todo, resulta relativamente sencillo introducir el contenido de las aplicaciones desarrolladas en Layar gracias a su API abierta. Sólo su base de datos de geolocalización cuenta con más de 300 capas de contenido, no sólo los típicos puntos de interés como restaurantes o museos sino, incluso, resultados de Twitter.
Layar cuenta actualmente con cerca de 375 capas de RA ya publicadas y más de 1.200 en fase de desarrollo. Ello ha derivado que la compañía cifre en más de 2.000 organizaciones en 70 países a quienes ya se están beneficiando de esta tecnología.
Además, Layar ha introducido este año una novedad para los productores o entidades que publiquen con esta plataforma: la posibilidad de ofrecer contenido gratuito o de pago a través de su plataforma, gracias a la incorporación del procesamiento de pago móvil global multidivisa.
En este sentido, las aplicaciones que hasta la fecha más han visto la luz han sido las ligadas a campañas publicitarias y de marketing, como la puesta en marcha por Coca-Cola, en la que al enfoca la lata de refresco aparecía una nave de la película Avatar. En cuanto a plataformas móviles, son iPhone y HTC con Android las que se están llevando el gato al agua, según Solís.

Software libre vs. propietario
SAP es una de las compañías que más ha profundizado en las posibilidades que la realidad aumentada tiene en el ámbito empresarial. Jaume Brunet, ejecutivo de ventas de SAP BusinessObjects, está con­ven­­ci­do de que “es un punto en el que tecnológicamente hay que estar para ayudar a nuestros clientes a través de la simplicidad de la interfaz de usuario”. La compañía ya cuenta con experiencias piloto en el campo de la automoción, “permitiendo al operario de la cadena de montaje detectar con sus gafas la pieza adecuada para su ensamblaje en el motor”.
A pesar de que el arranque de SAP en esta tecnología ha venido de la mano de Layar, Brunet afirma: “Ya estamos trabajando en nuestra propia plataforma de realidad aumentada”. Desde su punto de vista, “no podemos dejar a nuestros clientes en manos de la comunidad open source; con nuestra plataforma somos capaces de asegurar la calidad y dar todas las garantías que demandan”.
Brunet espera que se vean los primeros desarrollos de la compañía alemana en los próximos meses, arrancando inicialmente de la mano de su Innovation Center. En cuanto a su coste, el directivo no prevé que sea elevado, “puesto que para SAP lo importante es el backend y no la interfaz, que es de lo que hablamos al referirnos a la realidad aumentada”.
La empresa española Movilok, partner de Vodafone, está trabajando activamente en desarrollar una plataforma integrada con aplicaciones, puesto que hasta ahora se abordaba con esta tecnología las aplicaciones de manera aislada. Tal y como explica Luis del Ser, socio fundador, “toda la tecnología que utilizamos es de desarrollo propio”, habiéndose desmarcado de las plataformas open source. Así, desde Movilok se desarrollan tanto las aplicaciones móviles como el soporte de datos en el servidor. “Nuestro concepto”, explica, “es dar el equivalente a Layar, pero posibilitar que esta tecnología esté metida en cualquier aplicación, pudiendo enriquecerla”. Desde su punto de vista, se trata, en esencia, del “comienzo de un manera nuevo de interactuar con el entorno”.
Bancos como BBVA o Bankinter ya han comenzado a trabajar con Movilok en proyectos de realidad aumentada, con fines corporativos.

Aplicaciones empresariales
El socio de Madpixel apunta que “antes se necesitaban grandes infraestructuras para desarrollos proyectos con esta tecnología”. Sin embargo, la situación ha cambiado significativamente, comenzando a echar a andar “las primeras aplicaciones en campos como la aeronáutica con sus simuladores; la ingeniería industrial, con visualización de las piezas en 3D por secciones; o en medicina, donde ya se han comenzado a desarrollar gafas que permiten ir viendo cómo se ajusta una prótesis encima del hueso”, tal y como explica Solís.
Madpixel ya se encuentra investigando “todas las posibilidades que da la interactividad con la mano, es decir, poder jugar con la imagen que tienes delante, ampliando fotos, moviendo gráficas 3D, etc.”, señala Solís. El jefe del proyecto ve en el campo de la educación otra de las aplicaciones más interesantes, “puesto que daría la posibilidad, con tan sólo enfocar con la Webcams en el libro de texto, de ver un volcán en 3D y seccionarlo para ver todas sus partes”.
Y es que para algunos fabricantes, como Nokia, no se trata de una tecnología tan nueva, puesto que como indica Ville-Veikko Mattila, director senior Mixed Reality Solutions en el Nokia Research Center, “llevamos ya una década investigando y, de hecho, el MIT Technology Review incluyó nuestro trabajo entre las diez primeras tecnologías emergentes en 2007”. Sus estudios han abordado áreas como la compartición de fotos en el Nokia Image Space para plataformas como la S60, el reconocimiento de objetos o, más recientemente, la interacción con un escenario real mediante los datos cartográficos de NAVTEQ.
En cuanto a la madurez de la tecnología, Mattila está convencido de que “2009 fue un año decisivo para las aplicaciones comerciales de AR basadas en sensores”. En su opinión, ya se encuentra madura, si bien “la próxima generación de realidad mixta será tecnológicamente mucho más compleja, incluyendo la participación, por ejemplo, de visión por ordenador, 3D y modelos 3D de la ciudad. Al mismo tiempo, la innovación debe traducirse en una sencilla interfaz e interacción con los servicios de realidad mixta”.


Proyecto español en Educación
--------------------------------------------
El Grupo de investigación LabHuman-I3BH de la Universidad Politécnica de Valencia y la Conselleria d’Educació de esta comunidad autónoma se han embarcado en un proyecto de realidad aumentada del que podrían beneficiarse los centros valencianos de tercero y cuarto de primaria. Se trata de Realitat³ (Realidad al cubo), incluido dentro del sistema opera

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers