Pymes: un mercado tecnológicamente marginado

Falta de información e incentivos son sus principales barreras

Desconocimiento sobre las TIC y la ausencia de inversiones para innovar siguen siendo las principales barreras que las pymes españolas aducen para no avanzar tecnológicamente, según los analistas. Un panorama bastante desalentador a pesar de que los grandes proveedores han virado su negocio hacia este mercado, hasta ahora marginado en infraestructuras y herrramientas informáticas, con soluciones adaptadas a sus necesidades.

La Comunidad Europea define a la pyme como aquella empresa no dependiente de hasta 250 trabajadores y un volumen de negocio no superior a 40 millones de euros, si bien este concepto difiere del tejido empresarial existente en algunos países miembros, principalmente en España, en el que las pymes representan actualmente en torno al 99% del tejido empresarial, según datos del Ministerio de Economía.
Durante el pasado año, el 31,52% de la inversión nacional en tecnologías de la información correspondió a las pequeñas y medianas empresas españolas, a pesar de representar el 70% del valor añadido del país, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). En este sentido, la pyme industrial concentró el 30,72% de esta inversión, seguido del sector de distribución, con un 22,72%, y del 18,33% correspondiente a servicios, según los datos recogidos a su vez por la consultora IDC. Sin duda, un panorama empresarial poco alentador tecnológicamente que nos sitúa en el puesto 22 en competitividad y en el 27 en cuanto al uso de TI en Europa, tanto en tamaño, como en gasto en I+D+i, internacionalización y formación, entre otras variantes.
Otro indicador determinante del pobre entorno tecnológico en el que se mueven las pymes españolas es que existe todavía un 12% de las mismas que ni siquiera cuenta con una protección antivirus básica, según datos de la Asociación multisectorial de empresas españolas de electrónica y comunicaciones (Asimelec).

Cultural digital
Más preocupante aún es la falta de concienciación tecnológica que en pleno siglo XXI presenta este segmento de mercado, que sigue considerando la inversión tecnológica como un molesto gasto más que una ventaja para el negocio de presente y futuro. Así, el 18% de las pymes españolas no percibe ventaja alguna a la hora de innovar sus infraestructuras y, es más, un 30% de las mismas dedica cero euros y minutos a este tema, según el último informe del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y realizado por la Mesa de pymes del Mediterráneo (Mepimed).
Si bien ésta es una de las barreras a las que se enfrentan los proveedores tecnológicos y el canal en su proceso de evangelizar a las pymes en el uso y bondades de las nuevas tecnologías, sí es un segmento altamente interesado en las ayudas y subvenciones que prestan los diferentes organismos públicos, principalmente en cuanto a asesoramiento, asistencia y adquisición de equipos se refiere.
En este sentido, Internet actúa como medio de comunicación e información inmediato y eficiente, según datos recabados por la consultora IDC, ya que el 86% de las pymes cuenta con este acceso, aunque sólo un 30% lo utiliza en su actividad de negocio como tal. De hecho, la realidad es que a la hora de adquirir cualquier producto informático las pymes recurren al canal tradicional, preferiblemente el pequeño distribuidor, o en caso de abordar un proyecto de más envergadura, el integrador local, como compañeros de confianza en los que depositar el esfuerzo económico que supone una inversión informática. En este orden de preferencias, las pymes se siguen inclinando por los productos de bajo coste y uso sencillo, dos coordenadas fundamentales que, según IDC, marcan el tamaño del negocio y el sector especializado en el que desarrollen su actividad comercial.

Tendencias de éxito
Un elemento común en todos los estudios de mercado sitúan a las pymes como el mercado de referencia y crecimiento para los grandes proveedores, que han vuelto sus expectativas de negocio a un mercado ignorado hasta hace poco en sus cuentas de resultados. Cómo tendencias tecnológicas para que las pymes puedan disponer de las mismas ventajas y oportunidades que las grandes empresas se sitúa la mejora en las infraestructuras de telecomunicaciones, concretamente en el acceso y la disponibilidad de banda ancha como elemento clave para su desarrollo tecnológico.
Bajo la premisa de que la información residirá en la red, los modelos de pago por uso como un medio para evitar la complejidad de la gestión informática, reducir el coste de la inversión y obtener importantes ventajas con ofertas específicas de servicio adaptadas a cada necesidad son las soluciones más demandadas por este tipo de empresas, según un informe de Gartner, que pone como ejemplo a seguir por los grandes proveedores el modelo de negocio de los operadores telefónicos.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers