¿Por quién doblan las campanas?

Los resultados de las empresas que forman nuestra industria llegan a ser alarmantes. Entiendo a quienes se ríen cuando ven cómo las empresas más grandes -y en su día, más arrogantes, más inaguantables- se tambalean, pero tenemos que acordarnos de lo que dijo un clérigo inglés en el siglo XVII: Ningún hombre es una isla, completo en sí mismo; somos todos parte del continente terminando con ... Entonces, no mandes a saber por quién doblan las campanas (de la muerte) doblan por ti.

Estamos -como siempre- potencialmente en el umbral de una nueva época en la informática. Sin grandes avances en la tecnología, puedo esperar que este aparato que uso ahora, en diez años gozará de varios gigas en disco y decenas de megas en RAM, amén de un sistema de video con pantalla mucho más grande, con más colores y que re-escribe la información en micro-segundos. Puede que tengamos almacenamiento óptico en tres dimensiones, con 10 gigas en 5 cm3, por ejemplo, con consecuencias enormes para la grabación de música e imagen, amén de datos: un televisor que será a la vez su propio almacén de videos, conciertos, enciclopedias, todos los datos de toda la vida de una familia. O unidades centrales cuánticas (aunque eso me parece poco probable en los próximos años).

Todo esto depende de la existencia de una industria informática sana y rentable. Ahora bien, algunos de los problemas del Big Blue, por ejemplo, son de su propia factura, y se solucionarán (espero) cuando la empresa aprenda la dura lección de que hay que cortar de raíz muchas ideas del pasado. Pero el problema de fondo de todos, es que existe una competencia desleal. Hoy en día, es casi imposible para un IBM, u otra empresa importante de la rama, rentabilizar la fabricación de micros, y los micros, cada vez más, se están comiendo el mercado informàtico. Para que este mercado pueda desarrollarse al ritmo posible, son necesarias inversiones muy fuertes, imposibles en un ambiente como el actual.

Tenemos que esperar que los mecanismos del mercado funcionarán bien. Un buen comienzo sería la restauración de la salud de empresas como IBM. Espero que así sea, pero me entran dudas...

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers