Oracle vs. SAP: una relación imposible

Ambas compañías se encuentran en una batalla legal por el robo de licencias

La segunda mitad del año está siendo muy activa, judicialmente hablando, para la compañía de Larry Ellison. El pasado mes de agosto, Oracle sorprendió con una demanda contra Google alegando que partes de su sistema operativo infringían los derechos de autor relacionados con Java, adquiridos por Oracle cuando compró Sun Microsystems.
Por otro lado, a principios de septiembre, HP decidió demandar a su anterior presidente Mark Hurd, recién nombrado co presidente de Oracle, por violar los términos del acuerdo de cese firmado cuando dejó su cargo en HP. En su demanda, HP defendía que “a pesar de haber pagado millones de dólares en efectivo, acciones y opciones sobre acciones a cambio del compromiso de Hurd de proteger los secretos comerciales de la compañía, éste ha puesto en peligro los más valiosos secretos comerciales e información confidencial de la compañía”.Unos días más tarde, ambas compañías llegaron a un acuerdo.
Sin embargo, el conflicto que más dolores de cabeza le está dando es el que mantiene aún abierto con SAP, a la que demandó tras conocer que su división TomorrowNow, compañía que compró hace cinco años y que proporcionaba servicios de mantenimiento y soporte a clientes de PeopleSoft y JD Edwards, había estado descargando software ilegal de Oracle con el objetivo de ganar nuevos clientes.
La compañía de Ellison presentó 10 reclamaciones, incluidas las de infracciones de derechos de autor, incumplimiento de contrato, acceso ilícito a ordenadores o competencia desleal. Además, Oracle también le acusa de robar aplicaciones, correcciones de errores de software y materiales de soporte.
Ante estos hechos, Oracle reclama unos 2.000 millones de dólares en daños y perjuicios correspondientes a los beneficios que hubiera logrado si SAP no hubiera utilizado los servicios de TomorrowNow, así como a la licencia que la compañía alemana hubiera tenido que pagarle en caso de utilizar su software de forma legal.
Sin embargo, SAP, que reconoció el robo del software, está dispuesto a pagar sólo unas decenas de millones de dólares. De hecho, a los pocos días de dar comienzo el juicio, ambas compañías llegaron a un acuerdo y cerraron las demandas que afectaban a temas como interferencia intencionada, competencia desleal, enriquecimiento injusto, etc. Sin embargo, Oracle siguió adelante con la denuncia interpuesta por violación de patentes, por lo que, a partir de ese momento, el jurado tendría que considerar únicamente los daños causados bajo el amparo de la Ley de Propiedad. Eso sí, este primer acuerdo le salió a SAP por la módica cantidad de 120 millones de dólares.

HP entra en juego
Echando aún más leña al fuego, días antes de que comenzara el juicio, Ellison manifestó estar convencido de que el nuevo CEO de HP, Leo Apotheker, tenía un plan para robar grandes cantidades de software de Oracle, cuando todavía era CEO de SAP. “Una gran parte de este robo ocurrió mientras el señor Apotheker era CEO de SAP”, alegó Ellison en un comunicado. Sin embargo, la compañía alemana ha mantenido que ni Apotheker ni otros ejecutivos sabían nada acerca de estas descargas. A pesar de los intentos de Oracle por citar a Apotheker en el juicio, los abogados no han podido entregarle la citación por encontrarse fuera del país.
Eso sí, en el tercer día de juicio, Oracle llamó a declarar al ex presidente de Oracle, Charles Phillips, quien declaró que la compañía alemana hubiera tenido que pagar “al menos 3.000 o 4.000 millones de dólares” en licencias de haber utilizado su software legalmente. Con su testimonio, Phillips trató de demostrar las pérdidas de Oracle por el acceso ilegal de SAP a su software, que incluye además la aplicación que Oracle ganó tras la compra de PeopleSoft por 11.000 millones de dólares. “¿Qué hubiera supuesto vender una licencia como ésta?”, preguntó Donn Pickett, abogado de Oracle, a Phillips. “Si pagué 11.000 millones de dólares por el software de PeopleSoft, esperaría que me pagaran miles de millones también”.
Phillips es actualmente CEO de Infor, posible adquisición de Oracle, según insinuó el abogado de SAP, Greg Lanier, lo que habría provocado una declaración de Phillips a su favor. En esta misma línea, Lanier mostró ante el juez una serie de e-mails entre Phillips y otros ejecutivos de Oracle en los que se apuntaba que TomorrowNow no era una gran amenaza y que los clientes estaban abandonando Oracle porque no les había impresionado el road map.

Menor indemnización
Con todos estos hechos expuestos, el último capítulo ha venido de la mano del juez Phyllis Hamilton, encargado del caso, quien ha reducido la cantidad económica por daños en 500 millones de dólares. “El fallo de la Corte tiene un efecto inmediato en la petición de daños de Oracle, reduciéndose de 2.200 millones a 1.600 millones de dólares”, apunta un comunicado de SAP. “Ésta es la segunda reducción del juzgado y estamos seguros de que, cuando escuchen nuestra presentación, comprenderán los daños reales que las acciones de TomorrowNow han tenido en Oracle”, apunta.
El juez emitió una orden alegando que Oracle no puede reclamar daños por el dinero perdido en concepto de “ventas cruzadas” y oportunidades perdidas. Por lo que Oracle si puede reclamar aún es por los beneficios que perdió como consecuencia directa de dicho robo, así como por una licencia hipotética.
¿Cuál será el siguiente capítulo? Seguro que a este juicio todavía le quedan sorpresas ya que se espera que finalice a finales de mes.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers