Oportunidad para los que desean vender su empresa

Desde aquellos años de economía boyante, en los que se compraron a precios tan inimaginables compañías de nuestro sector de capital totalmente español, la sana envidia –de aquellos otros propietarios que vieron pasar de cerca la inconcebible generosidad en el pago de adquisiciones sin que tuvieran la dicha de ser señalados por el dedo de la fortuna– ha quedado instalada en su memoria, imagino que para siempre. Porque, desde entonces, todos aquellos propietarios –en solitario o acompañados de algún otro socio– con el síndrome de haber sido burlados por la suerte, no solamente siguen soñando con la posibilidad de ser protagonistas de la repetición de alguna de esas operaciones sino que, como el movimiento se demuestra andando, han dado pasos y tomado iniciativas encaminadas a posibilitar una buena venta. No como las del paréntesis de la nueva versión de Jauja –porque aquellas locuras, sí locuras, es imposible que se repitan– pero sí en condiciones que pudieran considerarse satisfactorias. Si a este comprensible deseo se añade el significativo apunte de que una parte de esos propietarios estiman que ya han cumplido los años suficientes como para anhelar un merecido descanso con un premio de esas características, hay que entender que están ojo avizor permanentemente. Con este ilusionante planteamiento, es entendible la explosión de entusiasmo que han provocado las manifestaciones del exdueño de Gesfor, José Manuel de Riva, anunciando que durante el tiempo que esté al frente de Logica –previsiblemente tres años– tiene encomendado, dentro del paquete de objetivos a alcanzar, comprar empresas de nicho. Las gestiones ya pueden iniciarse.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers