Nueva estrategia corporativa de Unisys

En Unisys han marcado otro rumbo, con la nueva estrategia corporativa que acaban de presentar. Han definido los motivos; han precisado los objetivos; y han concretado los pilares y ejes principales en que se sustentarán las actuaciones. Por supuesto que, como suele ser común en este tipo de decisiones, se han lanzado mensajes –tanto hacia los propios empleados como al usuario en general, y particularmente a sus clientes– mostrando las bondades de la nueva estrategia, con la que confían alcanzar las metas previstas. Y, partiendo de la premisa de que una metamorfosis de este tipo se hace siempre para mejorar –unas compañías la realizan para poner fin al encadenamiento de cifras de resultados nada agradables; otras para crecer mejor; o bien para hacerlo con más rapidez– cabe imaginar que, con la redefinición de planes, el horizonte que contemplan será más halagüeño.
Pensando en quien debemos polarizar la atención, la filial española, la nueva estrategia definida por la corporación puede venirle muy bien para acentuar la colaboración con el cliente. Porque, incluso el anuncio de la intención, por parte de la corporación, de concentrar las operaciones en sus 500 mayores cuentas en todo el mundo –que aglutinan, aproximadamente, el 85% de las ventas de la compañía– es un caso similar, salvando obviamente las distancias, al de la filial española, donde consiguen cerca del 80% de la facturación con unos 30 clientes. Será con estos con los que tendrá que intensificar atención y dedicación –aportando la misma profesionalidad con los que, todavía, no protagonicen tantas compras– consumiendo el tiempo necesario a las acciones tendentes a incorporar otros nuevos. Pero, la ventaja primordial de la filial española es que, gozando de prestigio en la corporación, ya está en disposición –por la trayectoria que lleva desde que tomó las riendas el que sigue siendo su presidente– de cumplir la intención de la corporación de colocar la compañía en situación de crecimiento rentable. Sin embargo, el primer año de andadura con las nuevas modalidades va a ser el más duro, porque las adaptaciones, correcciones, y ajustes –de todo tipo– serán inevitables. Los clientes, mientras tanto, con dejarse querer es suficiente.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers