Nokia Siemens Networks reta al mercado mundial de telecomunicaciones

La joint venture entre Nokia y Siemens ratifica la tendencia a la concentración

Pese a la certidumbre de algunas voces que preveían la fusión, lo cierto es que el reciente anuncio de la joint venture entre Nokia y Siemens ha pillado por sorpresa a más de uno y especialmente a sus más directos competidores, que ven cómo el mercado de telecomunicaciones mantiene el ritmo en pro de la concentración.

El pasado 19 de junio, Nokia y Siemens anunciaban la fusión de sus divisiones de redes de telefonía fija y móvil, para formar una joint venture al 50%, constituyendo la nueva compañía Nokia Siemens Networks, un gigante de las telecomunicaciones que ocuparía la segunda posición del mercado mundial por detrás de Ericsson. Con estreno oficial a partir del 1 de enero de 2007, si bien el cierre definitivo de la operación depende de las aprobaciones regulatorias, Nokia Siemens Networks asume el potencial de trabajo de 60.000 personas y pasa a convertirse en la segunda compañía mayor del mundo en infraestructura de móvil, la tercera en infraestructura fija y la tercera en el conjunto del mercado de telecomunicaciones.

Número dos mundial en mercado inalámbrico
La nueva compañía cubrirá tanto la oferta de redes de telefonía fija y móvil, suministrando productos y servicios a operadores mundiales. Si nos remitimos a los resultados pro forma anuales correspondientes a 2005, Nokia Siemens Networks registraría una facturación de alrededor de 15.800 millones de dólares (6.600 millones de dólares de Nokia y 9.200 millones de dólares de Siemens), de los que la parte inalámbrica representó en torno a un 78% de la facturación con 12.300 millones de dólares, mientras que la restante correspondió a servicios de red para operadores móviles. Estas cifras hacen que la nueva Nokia Siemens Networks ocupe la segunda posición en el mercado por detrás de Ericsson, sin embargo, “el objetivo es conseguir el liderazgo del mismo”, reconoce Julien Grivolas, consultor senior de la firma Ovum.
La alianza conlleva unas sinergias de alrededor de 1.500 millones de euros anuales hasta 2010.

La evolución a la concentración
Nokia Siemens Networks estará especialmente bien posicionado en el mercado UMTS. “Mientras que el fabricante finlandés se ha visto obligado a vender sus sistemas WCDMA a 59 proveedores de servicios, Siemens, gracias a su joint venture con NEC, ha conseguido muy buenos resultados como suministrador de redes de radio UMTS”, expone Grivolas.
Habrá que esperar a lo largo de los próximos meses, pero, si la fusión entre Nokia y Siemens se confirma, la nueva compañía y Ericsson dominarán el mercado de infraestructura UMTS. Otros players, como Alcatel/Lucent y Motorola, “tendrán que enfrentarse a un cada vez más ajustado mercado”, expone Grivolas.
¿Nos encontramos, entonces, ante una nueva concentración, en este caso, en el mercado de telecomunicaciones? ¿Cómo va a afectar esto al mismo y, por ende, a los propios usuarios?
Esta situación no es nueva. El sector de las telecomunicaciones lleva varios años registrando muchos movimientos. “Los operadores de telecomunicaciones han pasado, en algunos casos, por tiempos difíciles en los que han bajado sus inversiones en red, lo que ha repercutido en los fabricantes de telecomunicaciones al forzarles a bajadas de la demanda y menores precios”, explica Rafael Achaerandio, analista de investigación de IDC España.
En este entorno, los fabricantes cada vez están teniendo que mostrarse más competitivos con sus productos, servicios y precios y “evidentemente, las fusiones son una buena aproximación para completar sus gamas de productos y buscar economías de escala, que permita reducir costes”, resume Achaerandio. A ello hay que sumarle la necesidad de invertir, de forma selectiva, en desarrollos de tecnologías y soluciones, en definitiva, en I+D que les permita diferenciarse de la acuciante competencia asiática. “Lo hemos visto con Siemens y Nokia, con Alcatel y Lucent”, según Achaerandio, con lo que la joint venture de Nokia y Siemens no resulta tan lejana.
Por su parte, fuentes oficiales de Nortel Networks, han calificado de “normal” la consolidación en esta industria, debido a la evolución de los negocios en una economía global altamente competitiva. “En Nortel, entendemos las presiones que están dando origen a consolidaciones, fusiones y adquisiciones en nuestra industria”, han concluido.
Por tanto, “estamos claramente ante una concentración en el ámbito de los fabricantes de equipos de telecomunicaciones”, reconoce Achaerandio, “si bien, en contraposición a esta tendencia, también están apareciendo nuevos players a los que no se tenía en cuenta”. Y es que los fabricantes asiáticos están haciendo mella en este mercado, ya que no sólo están ofreciendo equipos competitivos en precio y tecnología, sino que, además, están compitiendo con servicios de ingeniería y soporte a precios más bajos que sus competidores.
En cualquier caso, habrá que esperar unos trimestres para verificar hasta qué punto este tipo de alianzas/joint ventures consolidan el mercado frente a players asiáticos. “No estamos ante movimientos definitivos, pues creemos que podrían aparecer nuevos jugadores asiáticos y que surgiera cierta especialización de los mismos en determinadas tecnologías”, adelanta Achaerandio.

Competencia beneficiosa
Con este movimiento, Nokia consigue mejorar su posición en el mercado MEA (Middle East y Africa), así como Europa Oriental, Latinoamérica y parte de Asia Pacifica, que acogerán un buen número de potenciales clientes móviles en los próximos meses. Asimismo, la fusión contribuirá, según Grivolas, “a contar con capacidades mejoradas para enfrentarse a la competencia de precios, protagonizada por players chinos como Huawei o ZTE”.
En suma, el sector se beneficia “porque el mercado se está dinamizando enormemente, tanto en la oferta como la demanda”, en opinión de Achaerandio. Y es que la entrada de nuevos fabricantes y la consolidación de otros tradicionales para resultar más competitivos, suele redundar en precios e innovación.
Los clientes, por otro lado, resultan ser los más beneficiados ya que “disponer de varias tecnologías de diversos operadores siempre es complicado de gestionar” Además, la unión servirá a ambas compañías para alcanzar mayor cuota de mercado en clientes en los que no estaban presentes y con soluciones que, hasta el momento, no cubrían.
En cualquier caso, habrá que esperar el feedback de los clientes de ambas compañías, ya que este tipo de movimientos pueden desconcertar a los mismos. La clave es que perciban con claridad cuál es la estrategia del nuevo Nokia Siemens Networks y que entiendan cómo les va a beneficiar.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes