Nieves Delgado, vicepresidenta de la división de sistemas y tecnología de IBM España, Portugal, Grecia e Israel. "La dedicación por la innovación no ha cambiado, lo que sí ha cambiado es lo que ponemos en el mercado"

Según Gartner, el gasto en TI a nivel mundial alcanzará este año los 3,4 billones de dólares, un 5,3% más que en 2009. ¿Cuál es la sensación de IBM?
- Según IDC, el año pasado el mercado de servidores decreció un 18%, por lo que ha sido un año complicado. A pesar de eso, IBM ha ganado cuota de mercado y mantiene su liderazgo en 2009, con una cuota por facturación del 32,9%. En España IDC habla de un decrecimiento del 36% para el mercado de servidores, y a pesar de eso también hemos ganado cuota. 2009 ha sido duro y el esfuerzo lo hemos concentrado en dar valor, ganar clientes y convencer con nuestras soluciones en un entorno difícil. Respecto a 2010, los analistas dan un entorno no muy optimista, pero no de decrecimiento, lo que supone una leve recuperación. Yo diría que va a ser un año menos impredecible.

Una crisis sirve para reinventarse, ¿estamos ante una nueva etapa tecnológica?
- Sin duda. Empezamos el año pasado a trabajar en muchas iniciativas y este año hemos visto cristalizarse anuncios importantes. Y es que, a pesar de la crisis, en IBM hemos cumplido con nuestro plan de innovación. Hemos lanzado la línea Power 7 y toda la generación de servidores que utilizan esta tecnología, donde la innovación no sólo está en el procesador, sino en las capacidades de virtualización. También hemos anunciado nuestra gama de System x, los modelos basados en procesadores eX5 o la renovación de los productos de almacenamiento, DS8700, con mayores capacidades de virtualización. Por último, acabamos de anunciar soluciones de ‘Smarter Analitics’, basada en procesadores Power, o la nueva versión de mainframe.

¿Cuánto invierte IBM en I+D?
- La inversión de IBM en I+D fue cercana a los 6.000 millones de dólares en 2009, un 6,1% de la facturación global. Además, en 2010 el 50% de los recursos de I+D de la compañía se dedicará a soluciones relacionadas con nuestra estrategia ‘Smarter Planet’, concretamente en áreas como web móvil, BAO o cloud computing.

¿En qué tecnologías está trabajando IBM?
- Ante todo, nuestra estrategia pasa por seguir innovando. Desde el punto de vista de sistemas, hay una inversión en innovación básica en nuestra gama de mainframe, en los servidores Power e Intel… En cada una de las líneas de producto hay innovación en procesadores, en ahorro energético, en escalabilidad, en virtualización…pero no es sólo eso. Nuestros esfuerzos pasan además por conseguir que todos estos sistemas sean más virtualizables y fáciles de gestionar. Esto supone que estamos haciendo una inversión grande en software de sistemas, algo que va por encima de la pura innovación en hardware y que va añadiendo funcionalidad. Se trata, en definitiva, de dotar a los sistemas, además de capacidades tecnológicas, de capacidades de virtualización y de gestión. Por último, apostamos por sistemas híbridos, ya que los clientes buscan sistemas fáciles de gestionar como un todo. Ahí entraría la supercomputación, donde muchos clientes se están yendo a entornos híbridos; o el mainframe. En definitiva, la dedicación por la innovación de IBM no ha cambiado, lo que sí ha cambiado es lo que ponemos en el mercado.

Cloud computing es una de las apuestas de IBM. ¿Cómo ve su adopción en las empresas españolas?
- Es algo que está vivo y que los clientes están considerando con seriedad. Estamos teniendo un papel muy activo con nuestros clientes con respecto a cloud, aunque vemos una separación muy importante entre cloud público y privado. En la actualidad observamos mayor demanda en privado, por todas las consideraciones de seguridad y control de los datos que hay en la nube. Tenemos las capacidades tecnológicas para dotar a nuestros clientes de entornos cloud, así como la experiencia y el personal humano, es decir, en los servicios que lo tienen que arropar.

Hace unos meses el mainframe cumplió 40 años. ¿Cómo ha evolucionado en todos estos años?
- El mainframe es hoy mucho más moderno, pero sin perder las características básicas para las que se creó. IBM hace ya años decidió mantener sus inversiones y sus líneas de investigación en distintos entornos, y ese es uno de los diferenciadores más fuertes con respecto a nuestra competencia. Mientras otros fabricantes abandonaron la inversión en mainframe, nosotros no lo hicimos… y eso es un diferenciador estratégico. Creemos que hay ciertos clientes cuyas necesidades sólo pueden verse satisfechas por un mainframe, porque son entornos muy exigentes. De hecho, hoy en día, el 80% de las bases críticas del mercado mundial siguen residiendo en mainframe, ya que de momento no hay una tecnología alternativa a ese nivel de servicio.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes