Nace una alianza para superar las barreras tecnológicas de la imagen molecular

Sedecal y la Universidad Carlos III de Madrid como coordinador científico lideran la alianza, dentro del programa CENIT, que trata de superar barreras tecnológicas de la imagen molecular.

El Consorcio AMIT, integrado por 10 empresas y 13 centros de investigación del máximo nivel, se ha reunido en las instalaciones de la Universidad Carlos III de Madrid con motivo de realizar el lanzamiento oficial del proyecto CENIT. El Consejo de administración del Centro para el desarrollo tecnológico industrial (CDTI) ha ratificado la aprobación de doce grandes proyectos dentro de la sexta convocatoria del programa.

Para financiar los doce proyectos seleccionados, el CDTI ha destinado 120 millones de euros que, junto con la inversión privada, supone un fondo global de financiación mixta de 274 millones de euros para los próximos cuatro años. El proyecto AMIT (Tecnologías de Imagen Molecular Avanzadas), es uno de los 3 aprobados por el CDTI en el área de biotecnología, salud y alimentación. Cuenta con un presupuesto global de 18,7 millones de euros para los 4 años de duración, de los que 5 millones se destinan a financiar trabajos de investigación con centros públicos orientados a la mejora tecnológica de la industria nacional. Del presupuesto total del proyecto 8,2 millones corresponden a la subvención otorgada por el Programa CENIT.

Para llevar a cabo este proyecto, se ha constituido, bajo el liderazgo de Sedecal y de la Universidad Carlos III de Madrid como coordinador científico (Doctor Manuel Desco), un consorcio multidisciplinar integrado por 10 empresas y 13 centros de investigación y universidades distribuidos por el territorio español que dinamicen la transferencia de resultados de la investigación básica y aplicada a la industria en el ámbito de las “Tecnologías de la Salud”.

AMIT tiene como objetivo vencer las limitaciones actuales que presenta la tecnología de soporte a la imagen molecular en relación al elevado coste, complejidad logística que conlleva acceder a los radiofármacos y falta de herramientas informáticas capaces de cuantificar diferencias sutiles en el funcionamiento de los órganos. El proyecto se centrará en cuatro líneas de trabajo: estudiar la viabilidad tecnológica de un miniciclotrón superconductor para producción de radiofármacos a bajo coste y reducidos requerimientos de instalación, investigar nuevas aproximaciones tecnológicas al equipamiento de radiofarmacia asociado al ciclotrón para simplificar y abaratar su uso, diseño e implementación de nuevas soluciones para adquisición de imagen molecular para mejorar las prestaciones y la definición de sistemas híbridos multimodalidad y se explorarán nuevos enfoques para el procesamiento cuantitativo de los datos de imagen adquiridos.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers