Estrategias

Migración a Internet de aplicaciones heredadas

En la actualidad muchas empresas se enfrentan a la situación siguiente: tienen aplicaciones informáticas críticas para su negocio, en cuyo desarrollo han invertido mucho tiempo y dinero, que necesitan adaptar para su funcionamiento en los canales que ofrecen las nuevas tecnologías, como Internet.
Hay dos formas de solventar esta situación: la primera, mediante las técnicas de integración de sistemas heterogéneos (ISH). La segunda, migrando las aplicaciones al nuevo entorno. Las soluciones del tipo ISH son rápidas de implementar y no precisan de la modificación de las aplicaciones heredadas; no obstante, constituyen una solución parcial al problema. La verdadera solución es la migración de dichas aplicaciones a las nuevas tecnologías.
Es importante captar la implicación de la palabra migración. Estamos significando no sólo traducir de un lenguaje a otro (habitualmente desde COBOL, Natural o Informix hacia JAVA y HTML), que es una tarea más o menos simple, son cambiar el paradigma de construcción de las aplicaciones desde un modelo procedimental hacia un modelo orientado a objetos. En el mercado existen traductores de código, cuyos resultados se alejan demasiado del objetivo deseado. La causa: traducen el código, pero no cambian de paradigma. Resultado: programas monolíticos, ineficientes, difícilmente mantenibles y traducidos a un único lenguaje (sólo Java, no Java y HTML).
Por ello, una migración debe apoyarse en dos pilares básicos: una metodología y un conjunto de herramientas. La metodología nos garantizará en primer lugar que disponemos de un repositorio con toda la información necesaria para abordar la migración: cadenas de programas, programas fuente, estructura de bases de datos, librerías de funciones, etc. En segundo lugar, contempla la obtención del modelo de negocio a migrar partiendo de la información contenida en el repositorio. Además, contempla la realización de los planes de prueba de las aplicaciones migradas y, por último, define las reglas de generación del código migrado, conforme a los estándares establecidos, las librerías de funciones usadas por la empresa, y cualquier otra consideración de interés.
Por otra parte, las herramientas de migración, idealmente deberían ser capaces de obtener automáticamente un modelo del negocio a migrar en un formato descriptivo aplicaciones (como HTML). De este modo, se independiza el negocio del lenguaje de aplicaciones, con lo cual el modelo obtenido sería válido en caso de requerir futuras migraciones a otras tecnologías. También deberían ser capaces de incorporar las reglas de generación introducidas por la metodología para así obtener aplicaciones optimizadas para su funcionamiento en el entorno informático existente para la empresa.
Un proceso de migración de aplicaciones heredadas que utilice ambos pilares reduciría los tiempos y costes de la migración a menos de la mitad que de los que serían necesarios empleando las técnicas habituales.

Antonio Pedro Giménez Lorenzo
Softway Consulting, S.A.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers