Miedo al mundo Unix.

Varias publicaciones especializadas en Unix dedican sus últimos números a estudiar el impacto que la aparición de Windows NT tendrá sobre el más tradicional de los sistemas operativos para sistemas abiertos. Las opiniones coinciden por lo general en considerar WNT como un formidable competidor para Unix, quizá la amenaza más seria que haya tenido nunca. El miedo quizá no es tanto por la calidad del producto, cuanto por la compañía que lo promociona. La tremenda potencia comercial que Microsoft ha mostrado con DOS y Windows, contrasta con la lentitud con que avanza Unix. Las cifras son bien elocuentes: 100 millones de sistemas DOS en todo el mundo, de ellos 20 millones con Windows vendidos en tan sólo un par de años, frente a cinco millones de licencias Unix, juntando todas las variantes y todas las plataformas.

Nunca antes el mero anuncio de un sistema operativo había provocado semejante conmoción en los ambientes informáticos. Cuando posiblemente falten aún diez o doce meses para su lanzamiento comercial, pocos son los editores independientes de software centrados en sistemas Unix, que no estén evaluando Windows NT. Y ya son muchos los que han anunciado que portarán sus aplicaciones al nuevo entorno (Oracle, Informix, Sybase entre otros. Para estas compañías, la perspectiva de poder vender sus productos a millones de usuarios, resulta tremendamente atractiva.

Microsoft, además, ha anunciado que su nuevo sistema operativo de 32 bits cumplirá los estándares Posix, una serie de normas desarrolladas por IEEE/ANSI para el desarrollo de sistemas abiertos, habitualmente casi asociadas en exclusiva a Unix. El cumplimiento con Posix es muy importante, porque es un requerimiento habitual en los concursos públicos para la adquisición de bienes informáticos con destino a las Administraciones Públicas europeas.

Argumentan los defensores a ultranza de Unix que Microsoft está falto de experiencia en sistemas operativos avanzados y en aplicaciones informáticas corporativas. Aseguran que tardará mucho en desarrollar la tecnología e infraestructura necesarias para dar soporte a un mundo mucho más exigente que el de los usuarios de PCs. Pero yo juraría que estas afirmaciones, rotundas en el mundo Unix hace unos meses, van diciéndose con la boca más pequeña a medida que avanza el año y crece la bola Windows. A algunos ya no les llega la camisa al cuerpo.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers