Microsoft se abre ante la presión de los gobiernos

 

Tras aquella polémica y estricta decisión del Juez Thomas Penfield Jackson, hace ya diez años, en la que sentenció que Microsoft violó las leyes antimonopolio federal y estatal, el gigante del software ha perdido algo de cuota de mercado en navegadores en los últimos años, aunque últimamente parece estar haciendo progresos con sus planes en torno a IE9 y el estándar HTML5. “Microsoft ha demostrado que quiere liderar el camino con HTML5 y no seguir a los demás en materia de innovación”. En este contexto, “su liderazgo le ayudará a ofrecer IE9 como un navegador realmente moderno y a demostrar la seriedad con la que se está tomando este esfuerzo”, apunta Sheri McLeish, analista de Forrester Research. 

Microsoft: diez años de lucha antimonopolio
El mercado de los navegadores hoy


Mientras tanto, “Internet Explorer es el navegador más utilizado del mundo y confiamos en que los usuarios sigan eligiéndonos, optando por nuestra última versión de Internet Explorer, Internet Explorer 8, y disfrutando de las más avanzadas tecnologías en seguridad y privacidad, así como de las nuevas opciones de personalización”, apunta Carlos de la Iglesia, director de desarrollo corporativo de Microsoft Iberia. Por su parte, Windows es el sistema operativo empleado en más del 90% de los PCs instalados en el mundo, según cifras recién publicadas por Net Applications. Esta firma señala que en el mes de marzo de 2010, Windows  7 ya alcanzaba el 10,23% del mercado, apenas medio año después de su lanzamiento. 



Más abierto

Sin embargo, un cambio positivo que podría no verse reflejado en la cuota de mercado es el compromiso de Microsoft con la Carlos de la Iglesia, director de desarrollo corporativo de Microsoftinteroperabilidad con otros fabricantes y los sistemas de código abierto. En los últimos tiempos se ha vuelto mucho más sensible a la comunidad de ingeniería de software. “Todo aquello que fomenta la capacidad de elección del usuario es positivo y más aún para Microsoft, cuyo pilar fundamental como compañía es ofrecer a sus clientes la mayor flexibilidad, tanto para trabajar con aplicaciones de Microsoft como de terceros, garantizando la interoperabilidad de los productos de todos los proveedores”, apunta de la Iglesia. Por ello, “recientemente, Microsoft ha tomado pasos adicionales para poner fin a las cuestiones de competencia pendientes en Europa, permitiendo a los usuarios europeos de Windows elegir su navegador de una forma fácil y directa. Creemos que es una estupenda oportunidad para que los usuarios actualicen a Internet Explorer 8, la última versión del navegador, que se lanzó al mercado en marzo de 2009; pues creemos que es el navegador ideal tanto para el hogar como para el entorno profesional. Esta iniciativa reafirma nuestro liderazgo en interoperabilidad en la industria TIC”.

Pero, una de las cosas que no cambiaron con esta decisión es la ambición de Microsoft por tener presencia en múltiples mercados. Así, en los últimos tiempos ha apostado por mercados como el de los dispositivos móviles, son su sistema operativo Windows Mobile; o por el de los reproductores de música, con el lanzamiento de Zune, con el que intentó contrarrestar el éxito de Apple, aunque ninguno de estos dos ejemplos ha tenido el éxito esperado por la compañía de Redmon.  

En el terreno puramente profesional, los clientes empiezan a comparar la complejidad de sus licencias con opciones de software más sencillas como el software as a service (software como servicio). Es más, para algunos clientes y analistas, Microsoft aun tiene que aprender a ser menos propietario.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes