Microsoft lanza el revolucionario Windows 8

Metro es una interfaz compuesta por baldosas, adaptada a los nuevos dispositivos táctiles

En los ordenadores Windows del futuro, baldosas vivas reemplazarán a los iconos, los gestos basados en el contacto reemplazarán a los clic del ratón y el zoom sustituirá el arduo recorrido a través de menús y carpetas. Así se desprende de la beta que Microsoft ha mostrado de la próxima generación del sistema operativo Windows, conocido como Windows 8, que ya pueden descargar los desarrolladores.
Windows 8 es un “re-imaginación audaz” de este sistema operativo, según Steven Sinofsky, presidente de la División Windows. La experiencia de usuario en Windows 8 será fundamentalmente diferente a lo anterior. Los usuarios ya no verán la pantalla como un escritorio. No encontrarán los menús de funcionamiento en la parte superior de las aplicaciones. Este cambio se produce gracias a una nueva interfaz de usuario, llamada Metro, que se inspira en gran medida en la interfaz que Microsoft ha creado para Windows Phone 7 y en la que se accede a las aplicaciones al tocar las baldosas, las cuáles también se pueden organizar en grupos para facilitar el acceso.
Los usuarios también serán capaces de acceder a un conjunto de servicios comunes que están disponibles para las aplicaciones de Metro al deslizar el dedo hacia la izquierda. Esta acción muestra una barra a lo largo del lado derecho que cuenta con una serie de iconos, denominados charms. Estos charms cubren las actividades comunes en todas las aplicaciones, tales como compartir, buscar o interactuar con dispositivos como impresoras. Microsoft proporciona una interfaz para desarrolladores de Metro, de manera que sus aplicaciones interactúen con estas utilidades.
Las aplicaciones de escritorio tradicionales no se podrán ejecutar en equipos con procesadores ARM, según reconoció Sinofsky. Las aplicaciones basadas en Metro, sin embargo, sí pueden funcionar con los procesadores x86 o ARM. Para construir aplicaciones Metro, los desarrolladores pueden utilizar XAML, o un conjunto de estándares web, incluyendo HTML5, JavaScript y CSS.
Las aplicaciones serán en sí mismas inmersivas y podrán ocupar toda la pantalla, por lo que la tradicional visión de las aplicaciones ha sido eliminada. Un usuario puede deslizar un dedo hacia abajo para obtener una lista de comandos de la aplicación para que aparezcan en la mitad inferior de la pantalla.
La nube también juega un papel fundamental en Windows 8 y es que el nuevo sistema operativo será capaz de unificar los datos en la nube de diferentes fuentes. El cliente de correo electrónico puede gestionar los mensajes de varios clientes, y la aplicación de calendario puede colocar varios calendarios en una única vista. En la lista de contactos se pueden combinar los contactos de múltiples servicios. El cliente de mensajería instantánea podrá combinar múltiples servicios.

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes