Microsoft compra más de 600.000 direcciones IPv4

Hace unas semanas, Nortel presentó ante la Corte de Bancarrota del Distrito de Delaware una solicitud de aprobación para vender un lote de 666.624 direcciones IPv4 a Microsoft por 7,5 millones de dólares, es decir, 11,25 dólares cada una.

Como consecuencia de este acuerdo, unas 470.000 direcciones estarán disponibles para su uso inmediato por parte de Microsoft, mientras que las restantes serán para la empresa al final del procedimiento, según documentos legales.

La noticia de dicho acuerdo se produce tan solo unas semanas después de que la ICANN (la corporación para la asignación de nombres y dominios de Internet) anunciara que había entregado su último bloque de direcciones IPv4.

Algunos han especulado que podría formarse un mercado negro de direcciones IPv4 en la medida en la que más organizaciones se enfrentan a altos costes y riesgos relacionados con la migración hacia el protocolo IPv6.

Por ello, tanto la ICANN como los registradores regionales han apuntado que las direcciones IPv4 restantes se destinarán a aquellas entidades que demuestren una necesidad inmediata. Así por ejemplo, el ARIN (Registro americano para números de Internet) ha puesto en vigor normas nuevas que permiten a las empresas prever sus necesidades de direcciones para sólo tres meses en vez de un año.

La intención de Microsoft de comprar el bloque de direcciones de Nortel ha generado un intenso debate entre los miembros del Microsoft compra direcciones IPv4NANOG (grupo norteamericano de operadores de redes). Algunos de estos miembros especularon que Microsoft podría comprar dichas direcciones con el fin de revenderlas posteriormente. 

Otros se preguntan cómo Microsoft podría comprar el bloque de dichas direcciones cuando las políticas de la ARIN establecen que los bloques sean devueltos por Nortel a un fondo común donde otros puedan utilizarlas.

Nortel se declaró en quiebra en enero de 2009 y, desde entonces, la compañía ha vendido sus activos con el fin de pagar a sus acreedores. Según documentos judiciales, la compañía empezó a vender sus números IP a finales de 2010, después de darse cuenta de su valor potencial.

La empresa recibió peticiones de 80 compradores potenciales y firmó acuerdos de confidencialidad con 14 de ellos, con el fin encontrar al comprador adecuado.

Tras recibir todas las propuestas el pasado mes de enero, Nortel se decidió por la oferta de Microsoft “porque era la mejor”, según los documentos relacionados con el proceso de compra. Aun así, Microsoft no ha querido hacer declaraciones al respecto.

Jaikumar Vijayan, Computerworld (US)

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes