Lucent Technologies participa en el primer laboratorio de bajas temperaturas de Castilla y León

La Universidad de Salamanca abordará el estudio del diseño de los nuevos nanodispositivos electrónicos de alta frecuencia implicados en las comunicaciones ópticas, láseres o la telefonía móvil gracias a la reciente creación de un laboratorio de bajas temperaturas.

En esta aventura, Lucent Technologies es una de las empresas colaboradoras que participará en el proyecto. Concretamente, su labor se orientará al estudio del comportamiento de los electrones en un mundo plano (2D), lo que permitirá aumentar el conocimiento y control de las propiedades de los materiales semiconductores a escala nanométrica. Para ello, los investigadores de analizarán las muestras sometiéndolas a la temperatura de 4,2 grados kelvin (–269 º centígrados) y a campos de 60.000 gauss (60.000 veces el campo magnético terrestre). Estas condiciones extremas permiten comprobar el comportamiento, fiabilidad y la reacción de los nuevos materiales susceptibles de ser utilizados en las nuevas aplicaciones tecnológicas.
Con esta iniciativa, la institución académica salmantina se convierte en la primera y única institución de Castilla y León en poseer un laboratorio de estas características. Su actividad se centrará, por un lado, en el estudio de los efectos cuánticos de nuevos materiales para el desarrollo de nuevas tecnologías I+D+i en el ámbito sanitario, de las telecomunicaciones o la nanoelectrónica, y por otro, en el avance de la investigación de la ciencia básica de ésta área.
La instalación y actividades del laboratorio de bajas temperaturas de la Universidad de Salamanca está estructurada en tres fases. La última de ellas se efectuará en el período de años comprendido entre 2006-2008 y el equipamiento que se espera disponer para entonces permitirá desarrollar investigaciones en condiciones de temperatura cercanos al cero absoluto, de 0,07 grados Kelvin (-273,05 grados centígrados), y en un campo de 180.000 Gauss. Esto la situaría en los niveles punteros de la investigación del área, al conseguir las condiciones más precisas para el estudio de las propiedades físicas de los nuevos materiales tecnológicos, en constante evolución.
Con esta iniciativa la institución académica salmantina se suma a la escasa investigación de este tipo existente en nuestro país, ya que actualmente sólo cuatro laboratorios localizados en Barcelona, Madrid, Santiago, Zaragoza y Ciudad Real efectúan este tipo de proyectos. El Ministerio de Educación y Ciencia, la Junta de Castilla y León, el Fondo Europeo de Desarrollo Regional y la empresa Air Liquide son, entre otras, algunas de las instituciones que participan en este proyecto de la Universidad.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers