Los Sistemas de Información Geográfica se cuelan en nuestras vidas

Organismos públicos y privados utilizan los SIG como herramienta de toma de decisiones basadas en el conocimiento geográfico

A lo largo de la historia siempre se ha buscado la capacidad de poder plasmar determinado tipo de información a través de la geografía y la cartografía, necesidad que se ha visto más que cubierta en los últimos años por los Sistemas de Información Geográfica (SIG o GIS, sus siglas del término inglés).
Un sistema GIS es una tecnología de manejo de información geográfica formada por equipos electrónicos (hardware) programados adecuadamente (software) que permiten manejar una serie de datos espaciales (información geográfica) y realizar análisis complejos con éstos. Y es que es precisamente la información geográfica el elemento que diferencia un GIS de cualquier otro tipo de sistema de información. Mientras otros sistemas contienen datos alfanuméricos, la base de datos de un GIS contiene, además, la delimitación espacial de cada uno de los objetos geográficos. Por ello, el GIS tiene que trabajar con ambas partes de la información a la vez: su forma definida en plano (cartografía) y sus atributos temáticos asociados (base de datos).
Gracias a un GIS podemos visualizar en un mapa digital cualquier información almacenada en planillas o bases de datos que tengan un componente geográfico, permitiendo ver patrones, relaciones y tendencias que no pueden verse en un formato de tabla o lista.
Por estas razones, este tipo de herramientas desempeñan cada vez más un papel fundamental en la representación y análisis de la información geográfica, debido a que proveen los medios necesarios para la captura, organización, manipulación y uso de la información. Así por ejemplo, todos los bienes de una ciudad están perfectamente localizados por sus coordenadas de latitud y longitud en el mundo real y un sistema GIS puede almacenar toda esta información de forma que, cuando un usuario seleccione un objeto de un mapa, tendrá acceso a todos los datos almacenados en el sistema sobre ese objeto.

Usos
Una gran parte de compañías y organizaciones están poniendo sus ojos en este tipo de sistemas. Así, uno de los usos más comunes son los mapas de los populares GPS, aunque las aplicaciones están siendo cada vez más complejas y robustas. Según asegura Francisco Moreno, responsable de ventas para Administraciones Públicas y empresas de suministro de Autodesk, “uno de los principales beneficios que estamos incentivando desde hace años es la utilización de los GIS como herramienta de toma de decisiones basadas en el conocimiento de las actividades de negocio de nuestros clientes (banca, gestión de infraestructuras, planificación territorial, servicios, seguridad o Administración Pública)”.
Precisamente ha sido el sector público el precursor en la implementación de proyectos GIS, y a día de hoy, sigue siendo uno de los principales inversores. Por poner un ejemplo, en España, la adopción de esta tecnología y sus aplicaciones para catastro han supuesto un impulso muy importante para la implantación de estos sistemas en la Administración Pública, apunta Moreno. “Nuestra experiencia nos dice que los SIG son una herramienta de uso diario en todos los niveles de la Administración”.
En esta misma línea, según Álvaro Martín, gerente de sectores verticales de Esri España, “tradicionalmente la Administración ha usado el GIS en el área medioambiental. Actualmente sigue siendo así, de hecho, la última consulta que hemos realizado posiciona el área de medio ambiente y recursos naturales como áreas líderes en las que los GIS suponen una parte importante de los proyectos. En esta área, estos sistemas se utilizan, por ejemplo, para gestionar la masa forestal o los posibles riesgos de incendios en las temporadas veraniegas”. Por otro lado destaca su uso en mantenimiento de equipamientos e infraestructuras, seguridad y emergencias, un sector tradicional en Administración que, además, está evolucionando hacia un nuevo paradigma, apunta Martín.
Pero la iniciativa privada también ha encontrado sus aplicaciones y, de acuerdo con Martín, “la crisis económica no está siendo un impedimento para que la empresa privada apueste por invertir en este tipo de infraestructuras y está aumentando su inversión en mejora y eficiencia, anticipándose a la demanda de sus clientes o captando clientes que se encuentran en la competencia”.
Para Moreno, “el estudio de las características demográficas, sociales y económicas de la población en un área determinada ofrece a las empresas y sus departamentos de ingeniería, IT, marketing y desarrollo información valiosa para su toma de decisiones”. Así, algunas de las aplicaciones más extendidas en la empresa privada, según el portavoz de Autodesk, son aplicaciones de geomarketing que permiten responder a preguntas como ¿dónde se encuentra localizada mi competencia y cuáles son sus áreas de influencia? o ¿dónde hay vacíos de negocio, zonas desatendidas y/o clientes potenciales? Asimismo, su uso se extiende a aplicaciones en ingeniería civil con el objetivo de conseguir una optimización de instalación, mantenimiento y reparación de las infraestructuras, trazado de infraestructuras, gestión y mantenimiento de infraestructura de energía.
Por último, los sistemas GIS también se están utilizando en aplicaciones de hidrología, gestión del ciclo integral del agua, aplicaciones de gestión aeroportuaria y de estudios de impacto ambiental y ruido y aplicaciones en empresas de gestión de infraestructura, ya que permite a las compañías contar con herramientas de diseño, planificación, gestión y mantenimiento de sus redes con interfaces gráficas y alfanuméricas.

Movilidad
En los últimos años se ha producido un crecimiento de los dispositivos móviles en todos los sectores empresariales, un crecimiento que, de acuerdo con Moreno, “ha repercutido en la democratización de los sistemas GIS a todos los niveles, y no sólo en el marco empresarial. Aplicaciones como Google Earth, las aplicaciones basadas en localización y contenidos móviles geolocalizados, los navegadores y las herramientas de geomarketing han provocado, positivamente, un conocimiento de la variable geográfica del público en general”.
Según Martín, de Esri, la web móvil está creciendo ocho veces más rápido que la web fija, por lo tanto, no podemos hablar de GIS sin pensar en el dispositivo móvil. “Por eso nosotros siempre pensamos que nuestra información va a ser consumida desde esos dispositivos, con pequeñas pantallas y sobre todo por usuarios no profesionales en esa materia, por lo que deben ser muy intuitivos y fáciles de utilizar”.
En esta misma línea, Josep Gili, director de negocio SIG de Absis. apunta que “la información territorial la llevamos encima, con los dispositivos móviles podemos tener acceso inmediato a cartografía digital con datos de interés (servicios, rutas…), por lo que estos dispositivos has permitido democratizar todavía más el acceso a la información en general y territorial en particular”.

Futuro
El giro que este mercado ha dado en los últimos tres años ha sido impresionante y “muy pocos eran conocedores de los derroteros por los que iba a ir esta tecnolog

Revista Digital

Impresión profesional

HP Impresion Móvil Pymes