Las promesas de Windows NT.

Windows NT es un producto enormemente ambicioso, y crítico para Microsoft. Lejos de posicionarlo como otra plataforma PC, Microsoft quiere convencer al mundo corporativo de que Windows NT será apropiado para todo tipo de proceso, desde los ordenadores de sobremesa de gama alta, hasta los multiprocesadores de tipo mainframe.

NT será lanzado en un mercado muy competitivo que sufre ya un exceso de oferta en cuanto a sistemas operativos se refiere, por lo que Microsoft ha equipado a su producto estrella con fabulosas posibilidades en cuanto a seguridad, mantenimiento, escalabilidad, etc.

Microsoft asegura que ha distribuido más de 45.000 copias del kit de desarrollo de Windows NT, una cifra realmente importante, que podría hacer pensar que la mayoría de los desarrolladores están migrando sus aplicaciones a la plataforma NT que -y ésta es una de sus principales ventajas- ofrece una perfecta compatibilidad con la mayoría de las principales aplicaciones que corren bajo Windows.

La clave en todo este juego es cómo responderán los grandes centros de proceso de datos a la oferta de Microsoft. Para los directores de informática, la tecnología punta y los elegantes interfaces significan bastante poco en comparación con la estabilidad del software, en el sentido de que su suministrador tenga sus intereses muy presentes. Esta es la razón por la cual Microsoft está empezando a hablar en el seno de la empresa de cosas como planes de soporte técnico de 24 horas y conceptos similares. No se trata de un servicio de boquilla. Si Microsoft puede demostrar que realmente se preocupa por las necesidades de sus clientes corporativos, eso podría convertir a Windows NT en el sistema operativo de la próxima década. Al menos, eso es lo que quiere conseguir Bill Gates.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers