Las Administraciones Públicas deben impulsar el uso del DNIe

Cada vez van a existir más gestiones administrativas que se puedan realizar usando el nuevo documento

Cuando hace años se planteaba la transcendencia y las ventajas que el uso del DNI-electrónico (DNIe) tendría en nuestra sociedad, parecía que sería la panacea para garantizar todas las gestiones telemáticas que se realizarían a través de Internet desde su puesta en marcha. Pero el esfuerzo tecnológico y económico que se ha realizado en los últimos años para su implantación no está teniendo los frutos esperados dada la falta de “marketing administrativo”, lo que origina un gran desconocimiento de su potencial.
Es evidente que con la llegada de la e-Administración y la generalización del uso de Internet, ha sido necesario adecuar los mecanismos de acreditación del ciudadano a las nuevas formas de relación y disponer de un instrumento eficaz que traslade al mundo digital las mismas certezas con las que operamos cada día en el mundo físico y que, esencialmente, son acreditar electrónicamente y de forma indubitada la identidad de la persona y firmar digitalmente documentos electrónicos, otorgándoles una validez jurídica equivalente a la que les proporciona la firma manuscrita. Para ello el DNIe contiene dos certificados (uno de autenticación y otro de firma) y claves privadas asociadas, que se generarán e insertarán durante el proceso de su expedición.
Ante este reto, la Administración Española ha sabido liderar este proyecto y ofrecer una identificación electrónica: el DNIe. Con la Ley 59/2003, de 19 de diciembre de firma electrónica, el DNIe se convirtió en una realidad, al definir un documento que certifica la identidad del ciudadano no sólo en el mundo físico, sino también ante transacciones telemáticas, permitiendo firmar todo tipo de documentos electrónicos. Al ser un dispositivo seguro de creación de firma, tiene efectos equivalentes a los de una firma manuscrita. Esto permite fomentar la confianza en las transacciones electrónicas.

Información
Es evidente que cada vez van a existir más gestiones administrativas que se puedan realizar usando el DNIe, por lo que se debería realizar una campaña de información agresiva por parte de la Administración que permita motivar y dar confianza en su uso. Por ello considero fundamental realizar iniciativas encaminadas a este fin:
- Para todas las personas que renueven su DNI, se les debería de ofrecer un lector externo de forma gratuita. Recientemente he tenido la necesidad de renovarlo y excepto yo, nadie cambió la clave. Es evidente que es por desconocimiento ya que cuando habran el sobre y vean el “chorro de caracteres que tiene la clave”, se quedarán sorprendidos y más cuando se aconseja memorizarla. - Se debería fomentar la comercialización de teclados con lector para los puestos de trabajo (en la Administración debería ser obligatorio).
- Fomentar la firma del correo electrónico con el DNIe para autenticar los mensajes.
- Ofrecer a través de los kioscos de prensa la posibilidad de adquirir un lector por un precio simbólico o regalarlo con alguna publicación.
- Habilitar una instalación plug and play de los drivers con los fabricantes de equipos.
- Poner un banner publicitario en la prensa digital.
- Se debería lanzar una campaña mediática por parte de la Administración a través de los medios de comunicación de las ventajas que puede ofrecer el uso del DNIe para agilizar los trámites y la seguridad que aporta.
- Otra vía de información podría ser impulsar la consulta bien en teléfonos específicos (ej: 060) o a través de enlaces fácilmente de recordar, en donde estén todos los servicios que se ofrecen a través de Internet por parte de las Administraciones para el acceso mediante certificado, como por ejemplo “www.060.es”. Existen webs donde encontramos los servicios disponibles como http://dnielectronico.us/servicios_ disponibles y www.cert.fnmt.ea

Servicios
Dentro del ámbito de la Administración General del Estado actualmente podemos realizar innumerables trámites a cualquier hora con organismos como la Agencia Tributaria, la Seguridad social, la DGT… Y existen muchos servicios fuera del ámbito de la Administración en los que podemos usar el DNIe como realizar compras firmadas a través de Internet, realizar transacciones seguras con entidades bancarias; el control de acceso al edificio donde trabajamos, etc. La ley 11/2007 obliga a poner para el año 2010 al servicio del ciudadano todos los procedimientos de gestión de las Administraciones Públicas para que por vía telemática pueda acceder a ellos, utilizando el DNIe, lo cual supone un gran beneficio para la sociedad y que fomentará el uso cada vez más del DNIe. Es una pena que no se haya concebido el DNIe como una tarjeta única en la que podían convivir varias identificaciones, lo que hubiera permitido evitar tener varias tarjetas.
Un aspecto fundamental es la identificación del empleado público para los trámites dentro de la propia administración con la empresas o con los ciudadanos. Para ello la Administración debería haber normalizado un “DNI@” para todos los empleados públicos, de forma que en él se identificara la identidad del empleado así como su cargo, lo que ya está en marcha como recomendaciones del Esquema Nacional de Seguridad .
Las Administración General del Estado debe ser un referente y un impulsor en el uso de los certificados para toda su gestión interna como en las relaciones con el resto de las Administraciones y con la sociedad, para ello se debería obligar a que todos los procedimientos administrativos sean gestionados a través del certificado del empleado público, reduciendo el uso del papel, lo que genera un gran ahorro.


Fernando Martín Moreno, del Cuerpo de Tecnologías de la Información de la Administración General del Estado.

Whitepaper emc-cio-it-as-a-service-wp Whitepapers